lunes. 15.08.2022
ENERGÍA

El Govern reclama la doble conexión eléctrica entre las islas y la Península

El Estado ha abierto el plazo para que las comunidades hagan sus propuestas de planificación energética de la red de transporte de electricidad para el periodo 2021-2016

El Govern de les Illes Balears pedirá al Gobierno central que la planificación energética del Estado entre los años 2021 y 2026 incluya la doble interconexión con la península, y también una doble conexión entre las islas.

Se propondrá también que se pueda acumular energía en los extremos de cada una de estas interconexiones, y habilitar nuevos puntos de conexión en las subestaciones para facilitar la entrada de la energía producida por las nuevas instalaciones de generación de energía renovable.


 
La presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada para el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, y por el director general de Energía y Cambio Climático, Ferran Rosa, ha explicado las prioridades del Govern balear de cara a la próxima planificación energética.


 

El Estado ha abierto el plazo para que las comunidades autónomas hagan sus propuestas en el marco de esta planificación energética de la red de transporte de electricidad para el periodo 2021-2016. Armengol ha recordado que la propuesta que se traslada desde las Illes Balears «ha sido pactada con los agentes energéticos y las administraciones en la Mesa de Energía» y que también «ha recibido el apoyo del Ministerio de Transición Ecológica».


 

En este sentido, Armengol ha subrayado que «es necesaria la inversión del Gobierno español para hacer posible una red eléctrica incorporada al régimen general». De hecho, ha recordado que el nuevo régimen especial de las Illes Balears ya prevé el refuerzo del sistema energético, en el que «se tendrán que invertir unos 1.600 millones de euros en nuestra comunidad». El conseller Pons ha advertido de que la actual conexión, «con solo un enlace» con la península, no asegura la seguridad del suministro y que, por esta razón, es importante establecer la doble conexión, tanto con la península como entre las islas.


 

Hay que recordar que la Ley 24/2013, del Sector Eléctrico, establece que la planificación eléctrica corresponde al Estado, con la participación de las comunidades autónomas. Actualmente está en vigor el documento Planificación Energética 2015-2020, que se aprobó en octubre de 2015.

 

En el caso de Menorca, a causa del diseño de la red de distribución de la isla (básicamente lineal), también se prevé instalar mecanismos de almacenaje en la subestación de Es Mercadal, con una capacidad de acumulación suficiente (50 MW/hora) para poder reaccionar en caso de alguna incidencia.

 

Se propone también la baja de todas las propuestas de nuevas líneas aéreas de alta tensión, también las que ya están programadas y no ejecutadas.

 

Nuevas posiciones en las subestaciones para poder asumir con facilidad la electricidad generada por las nuevas instalaciones renovables que se implantarán en las Illes Balears. Estas posiciones son nuevas vías de entrada de la electricidad externa en las subestaciones.

 

En el caso de las interconexiones, la propuesta del Govern balear especifica que la entrada del segundo cable que tiene que unir la península con Mallorca llegue a la isla por Alcúdia. Así, la interconexión con la península se materializaría con dos puntos de entrada en Mallorca: en Santa Ponça (el actual) y en Alcúdia. Este hecho reforzaría la seguridad del sistema de transporte en la isla, y evitaría la construcción de nuevas infraestructuras de transporte (tendidos eléctricos).


 

En el caso del segundo cable Mallorca-Menorca, se pide que la interconexión salga de Mallorca por Alcúdia y que llegue a Menorca por la zona de Ciutadella. Ello evitaría la ampliación de la subestación de Artà, ya que únicamente tendría que transportar la energía de un solo cable (el que se construye actualmente, y que sale desde Artà y llega a Menorca por la cala En Bosc).


 

La interconexión entre Mallorca y Eivissa tiene que entrar en dicha isla por la zona de Sant Antoni, con el fin de reforzar el actual cable que entra a la isla por el municipio de Santa Eulària des Riu.


 

«Tenemos un diseño claro del sistema eléctrico que queremos, que tiene que permitir la integración total con el sistema peninsular. Con el doble cable con la península este hecho será ya una realidad inamovible», ha insistido Armengol.


 

La petición del Govern balear incluye también preparar las subestaciones existentes para absorber la energía que se generará en las instalaciones de energía renovable que se implantarán por las Illes Balears durante los próximos años.

El Govern reclama la doble conexión eléctrica entre las islas y la Península
Comentarios