sábado. 20.08.2022

 

Las grandes petroleras cotizadas -ExxonMobil, Total, Statoil, Repsol, Royal Dutch Shell, BP y Chevron- ganaron 3.699 millones de dólares (3.237 millones de euros) en el primer trimestre, un 73% menos que en el mismo periodo de 2015, lastradas por los bajos precios del crudo.

 

Desde mediados de 2014, la cotización del petróleo se ha desplomado ante el aumento de la demanda procedente de yacimientos no convencionales, pasando de más de 100 dólares el barril a los 44 dólares actuales, con picos por debajo de los 30 dólares.

 

Las mayores pérdidas, 725 millones de dólares, han correspondido a Chevron, que se ha visto lastrada por un saldo negativo de 1.459 millones en el área de explotación y producción frente a las ganancias de 1.560 millones anotadas un año antes.

 

"Aún así, esperamos incrementar los márgenes con los proyectos recientemente puestos en marcha en Australia y China y el que se iniciará en mayo en Angola", afirmó en la presentación de resultados el consejero delegado de Chevron, John Watson.

 

La compañía también ha señalado que va a continuar reduciendo costes operativos y adaptando su estructura organizativa ante el contexto de bajos precios en los mercados internacionales.

 

En el caso de BP, las pérdidas, de 583 millones, se asientan en la caída de los ingresos de la petrolera al facturar 39.166 millones de dólares en el primer trimestre de 2016 frente a los 56.243 millones de dólares en el mismo periodo del año pasado.

 

Ya en el capítulo de beneficios, ExxonMobil, con 1.810 millones de dólares, registró las ganancias más bajas desde el comienzo de siglo.

 

Aunque la petrolera registró pérdidas en las operaciones de refino y comercialización, el mayor descenso se ha dado en la extracción de hidrocarburos, que, solo en Estados Unidos, se anotó una pérdida neta de 832 millones de dólares.

 

La francesa Total se anotó unos beneficios de 1.606 millones, un 37% menos, ya que pese a que la producción del grupo aumentó un 4% en el periodo por la entrada en servicio de nuevos proyectos, el volumen de negocios cayó un 22%, hasta los 32.841 millones de dólares.

 

Statoil volvió a beneficios tras las marcadas pérdidas de hace un año, un cambio que la compañía atribuye a que los bajos precios del petróleo y del gas fueron compensados parcialmente por un buen rendimiento operativo y con la reducción de costes.

 

En el caso de Repsol, con una caída del beneficio del 43%, "las cifras han estado claramente por encima de lo esperado" han señalado desde Renta4, gracias al incremento de la producción tras la absorción de Talisman y a las medidas de eficiencia y ahorro que ha implementado en los últimos meses.

 

Shell, ante la caída de un 89% de su beneficio, ha anunciado, al igual que Chevron, que continuará reduciendo los niveles de gasto para "aprovechar las oportunidades de costes y gestionar el marco financiero en el actual entorno de bajos precios del petróleo", indicó el consejero delegado de Royal Dutch Shell, Ben van Beurden.

 

A continuación se adjunta una tabla con el beneficio o la pérdida (en negativo) obtenida por las grandes petroleras en los tres primeros meses de los años 2015 y 2014, expresada en millones de dólares, así como la diferencia porcentual entre ambas.

 

¿Cuánto han perdido las petroleras por la bajada del crudo?
Comentarios