sábado. 01.10.2022

El precio de la electricidad sufre periódicamente picos que encarecen de manera significativa nuestra factura eléctrica. Por este motivo, es una preocupación constante conseguir el abaratamiento de la misma. En este sentido, el ahorro con placas solares puede ser una buena alternativa para tu empresa, tanto económica como medioambientalmente.

 

BENEFICIOS DE LA ENERGÍA SOLAR. La superficie terrestre recibe a diario 120.000 terawatios de irradiación solar: una cantidad que si estuviese bien aprovechada satisfaría las necesidades eléctricas de toda la población. La energía solar se caracteriza por ser renovable, escasamente contaminante, inagotable y mucho más económica en comparación con la energía fósil.

 

Además, la utilización de este tipo de energía es recomendable en espacios rurales, en los que se puede gozar de grandes extensiones de terreno. Asimismo, es importante tener en cuenta que la energía solar no es igualmente aprovechable en todas las regiones y que, por lo tanto, su uso es idóneo en aquellos lugares con muchas horas de sol.

 

DIFERENTES FORMAS DE OBTENER LA ENERGÍA SOLAR. La energía solar puede ser aprovechada de dos formas: a partir de la obtención de calor o de luz. En el primer caso, el calor se consigue a partir del uso de espejos, que concentran los rayos de sol en un receptor que llega a alcanzar temperaturas muy elevadas. Este calor se emplea para aumentar los grados de temperatura de un fluido que al generar vapor, mueve una turbina y produce electricidad.

 

La obtención de luz para generar electricidad se realiza, en cambio, a partir de paneles fotovoltaicos. Estos paneles se singularizan por convertir la luz solar en energía eléctrica o lo que es lo mismo, los fotones en electrones.

 

EL PRECIO DE LOS PANELES SOLARES. Hoy en día, el precio medio del metro cuadrado de un panel fotovoltaico se encuentra entre los 600 y los 800 euros. No obstante, su costo no dependerá en exclusiva de su tamaño, sino que también irá en relación a su potencia.

 

En este sentido, el precio de los paneles dependerá, en gran medida, de su uso final, ya que la instalación no será la misma si se quiere obtener puntualmente electricidad o si, por el contrario, lo que se busca es alimentar permanentemente toda la empresa. Del mismo modo, el costo de los paneles variará con respecto al tipo de edificio donde se quieren instalar: una construcción nueva saldrá por lo general más barata que una antigua.

 

QUÉ TENER EN CUENTA A LA HORA DE COMPRAR PANELES FOTOVOLTAICOS. Siempre que adquieras un panel fotovoltaico debes asegurarte de que cuente con un certificado CE, que cumpla la normativa vigente y que se adecúe al marco de seguridad TÜV con respecto a la caja de conexiones. Igualmente, será importante considerar si preferimos un panel monocristalino o policristalino. En este caso, la decisión dependerá del grado de rendimiento que busquemos.

 

De la misma forma, habrá que considerar la tensión de trabajo y el número de células, la potencia de salida, la tolerancia, la eficiencia, las características eléctricas y las térmicas de cada tipo de panel. Aunque de primeras puedan resultar cuestiones confusas, lo ideal es solicitar el consejo de un especialista, que nos ayude a escoger los mejores paneles para nuestra empresa.

Ahorra en la factura eléctrica de tu empresa con placas solares
Comentarios