miércoles. 28.09.2022

En los tiempos que corren los bares lo estan pasando mal a causa de las restricciones pero es que además se ven más obligados que nunca a extremar las medidas de seguridad alimentaria. Por este motivo contar con proveedores de garantías es muy importante para el negocio.

 

En este campo cobra especial importancia la bollería que se vende diariamente a los clientes y que tiene que ser de calidad. Así pués, resulta fundamental encontrar una buena empresa que ofrezca este tipo de producto y si puede ser congelado.

 

Vamos a averiguar las ventajas de estes suministro.

 

La variedad de proveedores es una gran ventaja para el empresario pues puede elegir la gama de producto que más le convenga junto con el servicio más cercano y de garantía.

 

Si hablamos de variedad es necesario hablar del catálogo de productos. Dependiendo del tipo de bar o del gusto de tus clientes puedes diseñar tu oferta en función de los productos: Caracolas, napolitanas, berlinas, palmeras, hojaldres y hasta el rey de esta carta;  los croissants. Sin duda alguna la clave reside en elegir bien entre las decenas proveedores de croissants congelados  que se pueden encontrar en el mercado y a los que se puede recurrir con directorios como los que ofrece proveedores.com.

 

Otra ventaja es la calidad. Contrariamente al falso mito instalado en nuestra sociedad, un producto congelado si es ofrecido por un proveedor de confianza puede tener la misma o mayuor calidad que otro fresco. Eso si, conviene comprobar que este proveedor cuenta con unos procesos de producción, congelación y transporte ajustados a estos estandares de calidad.

 

Máxima rentabilidad y aprovechamiento. En cualquier establecimiento de restauración se quiere optimizar todo el producto de forma que no sobre nada al cabo del día pero que se haya podido satisfacer las demandas de los clientes. La bollería congelada es un recurso perfecto pues puede ir metiéndose en el horno a lo largo del día segun la demanda. En el caso de la bollería artesana, todo lo que no se vende se pierde.

 

Un bar que aproveche de forma adecuada la bolleria congelada es más competitivo por que puede ofrecer casi al momento mayor variedad de productos a sus clientes.

 

Lo que conviene ante todo es desterrar una serie de mitos que se han instalado en la mentalidad colectiva y que desmerecen los productos congelados sin ninguna base real. Así pues se tiene que recalcar que un alimento congelado tiene las mismas propiedades que uno fresco y de hecho es falso que los cambios de temperaturas afecten directamente al aporte de nutrientes.

 

Ventajas para usar la bollería congelada en un bar
Comentarios