miércoles. 24.07.2024

El mundo está cambiando a marchas forzadas y en la última década hemos vivido una auténtica revolución tecnológica en todos los sentidos. El geoposicionamiento, nuestro comportamiento en redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter, la actividad en whatsapp o las búsquedas en Google generan una cantitdad de datos elevadísima que hablan acerca de nosotros y de comportamientos y tendencias cuando hablamos de miles o de millones de personas.

 

Los datos se han convertido en los reyes del mundo y el poder de saber gestionarlos en una prioridad absoluta para las empresas tanto a nivel interno para su propio funcionamiento como a nivel externo para vender más y mejor.

 

Ante este panorama las empresas se han encontrado muchas veces ante una dificultad enorme. La falta de personal especializado en el manejo del Big Data. La demanda de este perfil laboral es elevadísima por lo que formarse en este ámbito por ejemplo mediante un Master en Data Engineering, Big Data y Cloud Computing puede ser una opción más que interesante.

 

A continuación vamos a desgranar algunos motivos de peso por los que cursar una formación específica en este campo y empezar a trabajar en él es una gran idea.

 

En primer lugar como ya hemos citado la demanda de este tipo de profesionales se ha disparado en pocos años y se prevé que siga en esta linea a medio plazo ya que la gestión de los datos no para de crecer y la mano de obra disponible no cubre ni de lejos esta demanda por parte de las empresas. 

 

Y esto nos lleva a una segunda y poderosa razón para dedicarse al Big Data. Hablamos del salario. El hecho de que haya más demanda que oferta de profesionales hace que estos estén muy cotizados hasta el punto de llegar a 80.000 euros al año dependiendo del grado de calificación, especialización y experiencia.

 

Un aspecto a tener muy en cuenta es que no se trata de una profesión de paso sino con mucho recorrido y futuro. El big data y el uso de este por parte de las grandes empresas ha venido para quedarse y para marcar, cada vez más, las decisiones empresariales. Amazón, Netflix, Spotify son claros ejemplos de este uso de datos que ahora ya se está implantando en la industria turística y en las multinacionales hoteleras.

 

Otro factor que contribuye a este recorrido de futuro es la diversidad de campos en los que se puede trabajar en big data. Las cadenas de moda, supermercados, bancos, empresas turísticas, lineas aéreas, e incluso farmacéuticas son solo una pequeña muestra de sectores que ya estan trabajando con lo que se extrae de los datos en internet. Así pués el campo de trabajo es enorme.

 

Ante todas estas ventajas es fundamental elegir bien en cuanto a formación. En este sentido la oferta formativa es cada vez más variada y crece si bién no está tan abierta como en otros sectores. La recomendación es conseguir esta formación lo más adaptada a tus necesidades y con las mejores metodologías. Una buena opción podría ser MBIT School  en donde se trabaja  en campos como Data Science, Big Data, Inteligencia Artificial, People Analytics y Deep Learning.

 

Lo importante a nivel personal es formarse siendo consciente de que se entra a trabajar en lo que representa una auténtica revolución para el conocimiento humana. El Big Data está en todas partes, puede ser cualquier empresa, de cualquier sector la que quiera analizar sus datos para obtener beneficios. Por lo tanto puedes contribuir  a los procesos de transformación digital de las empresas además de estar en la punta de lanza en cuanto a la evolución de las últimas tecnologías. Todo un reto y un estímulo.

 

Pero es que el Big Data también forma parte de las organizaciones y organismos públicos y estos también precisan de este perfil.

Razones para formarse en el sector del Big Data