lunes. 15.08.2022

Aprender inglés no siempre significa sentarse en el aula y estudiar gramática complicada. De hecho, si sientes que todos hablan inglés mejor que tú, puede que estés pasando por alto los mejores recursos que puedes encontrar para mejorar tu ingles haciendo cosas cotidianas y sin la presión de tener que aprender de manera rápida. Simplemente, debes empezar y existen varias formas de mejorar tu comprensión del idioma, muchas de las cuales pueden ser muy divertidas.

 

También es un hecho bien conocido que diferentes personas responden a diferentes métodos de aprendizaje. A veces, simplemente sentarse en el aula o leer un libro de texto no es adecuado para ti. Quizás, el mejor método es con un tutor particular, donde puedes aprender en un espacio seguro, con tutores nativos que no te van a juzgar por tu pronunciación o nivel de entendimiento, todo lo contrario, te ayudarán a mejorar día a día, lo que, simplemente te ayudará a incrementar tu confianza y por ende, tu nivel de inglés. 

 

Por lo tanto, si desea mejorar tu inglés en un mundo que cada día exige más que domines más de un idioma, considera algunos de estos prácticos consejos para seguir tu camino. No todos funcionarán para ti, pero si agregas algunas de estas ideas a tu aprendizaje diario del inglés seguramente verás grandes mejoras.

 

1. Mira televisión y películas en inglés

Gran Bretaña y EE. UU. no solo producen algunos de los mejores programas de televisión y películas del mundo, sino que también puedes tomar ventaja de estas producciones para aprender inglés mientras te entretienes viéndolas. Si todavía estás familiarizándote con el idioma en cualquier nivel (desde principiante hasta intermedio superior), entonces vale la pena poner los subtítulos en inglés para que puedas leer y escuchar al mismo tiempo.

 

También puedes escuchar estaciones de radio en inglés así como podcasts. 

 

Otra idea sería poner subtítulos en inglés en películas o programas de televisión de tu propio país para que puedas leerlos en inglés y hacer las traducciones sobre la marcha.

 

2. Leer libros / periódicos en inglés

La lectura es una excelente manera de practicar inglés en tu tiempo libre. Si estás estudiando desde un nivel principiante hasta un nivel intermedio, elige un libro para niños donde el idioma será más fácil que un libro para adultos.

 

También vale la pena leer los periódicos o noticias en portales web. No solo puedes mejorar tu inglés, sino que también aprenderás sobre los acontecimientos nacionales e internacionales, lo que puede ser útil cuando te comuniques con hablantes nativos. 

 

3. Etiqueta las cosas de tu casa

Esta es una forma rápida y económica de mejorar tu conocimiento del vocabulario de los elementos cotidianos de tu hogar. Todo lo que necesitas hacer es comprar un paquete de etiquetas y luego escribir en ellas el nombre de los elementos de tu hogar, como teléfono, ventana, espejo, etc. Cada vez que uses estos objetos, leerás la palabra y la incrustarás en tu memoria. Esto es ideal para principiantes.

 

4. Toma notas de vocabulario nuevo

Siempre que aprendas una palabra nueva, ya sea en el aula o cuando esté fuera de casa, asegúrese de anotarla. Siempre que tengas algo de tiempo libre, puedes practicar lo que has aprendido. Incluso puedes hacer esto en tu teléfono para no tener que llevar contigo una libreta.

 

También vale la pena tomar nota de la traducción a tu propio idioma y de cualquier aspecto fonológico inusual de la palabra.

 

5. Interactúa con angloparlantes

Si buscas aprender a hablar y entender el idioma ingles una de las mejores maneras es practicar con nativos angloparlantes. Puedes buscar un tutor en línea o simplemente buscar personas que hablen inglés perfectamente para que aprendas la jerga e inglés conversacional que es poco probable que puedas aprender por ti mismo o en un aula.

 

6. Calcula tu mejor momento para aprender

¿Eres una persona matutina o vespertina? Si puedes ejercitarte cuando tu cerebro está en su punto más agudo, entonces deberías concentrar tu aprendizaje de idiomas en ese momento. Algunas personas trabajan mejor a primera hora de la mañana y se desconectan después de la hora del almuerzo, mientras que a otras les lleva un tiempo ponerse en marcha todos los días.

 

Piensa en cuándo funcionas mejor y planifica tu aprendizaje para adaptarte a esto. Por ejemplo, no tiene sentido tomar lecciones que se prolonguen hasta altas horas de la noche, cuando es probable que pierdas la concentración con facilidad cuando ya finaliza tu día. 

 

7. Escucha música británica y estadounidense.

Además de ver películas y televisión, escuchar música es otra forma excelente y divertida de mejorar tu comprensión de un idioma. Hay una cantidad casi infinita de música para elegir, y la mayoría de las pistas tienen letras fácilmente disponibles en línea.

 

Podrías escuchar una canción al día y leer la letra junto con ella. Si encuentras alguna palabra o frase que no comprendas, investiga. Si estás en un nivel de principiante, quizás optes por un poco de música folk, country o acústica más lenta, que a menudo tiene letras más lentas y fáciles de entender.

 

Una vez que te sientas más seguro, puedes optar por un poco de música rap, que generalmente es mucho más rápida y difícil de entender pero que te puede ayudar a entender la jerga y las expresiones más típicas de la cultura anglosajona. 

 

8. Intercambio de idioma

Además de aprender inglés en clases, puedes encontrar a alguien que quiera aprender tu propio idioma e intercambiar información con él. Poder hablar un idioma es un regalo y, sea cual sea tu lengua materna, habrá alguien que quiera aprenderlo.

 

Pueden reunirse y  ponerse metas, intercambiar conocimientos y ayudarse mutuamente a progresar. Esta es una excelente manera de continuar tu aprendizaje fuera del aula y al mismo tiempo ahorrar dinero.

 

9. Practica inglés siempre que puedas

Es muy importante que no dejes tu aprendizaje de inglés dentro del aula o la clase que tomes ya sea presencial o en línea. Haz un esfuerzo por estudiar tus notas, leer y escribir en inglés y hablar con tutores o personas nativas con frecuencia.

 

Cuando estés en la cama por la noche, revisa tus notas en inglés del día y trata de memorizar algo de vocabulario mientras te duermes. Lo primero que hagas por la mañana mientras come desayunas podría ser aprender un par de palabras nuevas. Asegúrate de nunca escapar del aprendizaje.

 

 10. Grábate a ti mismo y a tu lección

Aprovecha al máximo la grabadora de tu teléfono inteligente y practica la pronunciación. Esta es una buena forma de aprender a pronunciar porque es posible que la sepas cuando la escuches por primera vez y luego, rápidamente, la olvides.

 

Grabarte es una excelente manera de revisar la información y practicar la escucha, así como también de mejorar la pronunciación.

 

 11. Consigue un buen diccionario bilingüe

Un buen diccionario bilingüe es tu mejor amigo mientras aprendes inglés. Sin embargo, ten en cuenta que muchos diccionarios tienen numerosos errores y malas traducciones. Investiga un poco y gasta un poco de dinero extra en el mejor diccionario que puedas encontrar.

 

También vale la pena tener en cuenta que varios traductores en línea y diccionarios electrónicos en teléfonos inteligentes pueden ser bastante deficientes. Por eso, compra o busca diccionarios especializados, en vez de confiar en la primera traducción que encuentras en línea. 

 

12. Escribe todos los días

Escribir es una excelente manera de usar vocabulario nuevo y familiarizarse con la gramática. Intenta escribir algo todos los días utilizando nuevas palabras y gramática que hayas aprendido. Incluso si son solo unas pocas oraciones, es muy importante adquirir el hábito de escribir. También es una buena forma de comparar tu progreso a medida que mejorar tu conocimiento del idioma inglés. Si tienes acceso a amigos o tutores que hablen inglés, puedes pedirles que revisen tu escritura y te den algunos consejos.

 

13. Recuerda tus errores

Cometerás errores, es algo que no se puede evitar. Lo más probable es que cometas los mismos errores una y otra vez. Por lo tanto, si ves que tienes que corregir un error escrito y oral más de una vez, toma nota para que no vuelvas a repetir las mismas equivocaciones.

 

14. Ponte en situaciones difíciles

Si buscas situaciones en las que debes hablar, leer y escuchar que están fuera de tu zona de confort, te verás obligado a utilizar el idioma inglés. Esta puede ser una de las mejores formas de aprender inglés porque realmente te concentras en lo que estás diciendo y te acostumbra a situaciones incómodas.

 

Intenta pedir algo de comida en un restaurante, habla con alguien en un centro de información turística o simplemente comienza a charlar con un hablante nativo en un bar. No tengas miedo de cometer errores. Hacer algo mal es en realidad una excelente manera de entender por qué funciona de cierta manera. 

 

15. Cambia el idioma en tus redes sociales o teléfono inteligente

¿Alguna vez has cambiado accidentalmente el idioma en un dispositivo o en un sitio web y luego has tenido problemas para recuperarlo? Todos hemos estado allí antes. Sin embargo, esta puede ser una buena forma de aprender un idioma adicional. Si cambias la configuración de Facebook, Twitter, Instagram y teléfono inteligente a "inglés", puedes continuar aprendiendo el idioma mientras te comunicas con amigos.

 

16. Se realista

Es muy común que los estudiantes de idiomas quieran mejorar su inglés a un ritmo poco realista. Fíjate objetivos pero se genuino en lo que puedes lograr. Recuerda que para poder hablar y dominar mejor el idioma inglés, debes esforzarte mucho más allá de tus clases y buscar usar el idioma ingles todos los días, de todas las maneras posibles. 

 

Qué hacer si sientes que todos hablan inglés mejor que tu: Guía práctica
Comentarios