lunes. 06.02.2023
MOTOR

Silence Mallorca refuerza su servicio de alquiler de motos eléctricas para empresas

La marca ofrece disponer de una scooter eléctrica con 125 kilómetros de autonomía y un baúl de 200 litros por 169 euros mensuales más iva

La actual crisis económica derivada de la pandemia ha obligado a muchos negocios a reinventarse por completo para seguir ofreciendo un servicio a sus clientes. El reparto a domicilio se ha convertido en imprescindible para muchas empresas, especialmente relacionadas con el sector de la restauración.

 

Ante esta situación la marca Silence Mallorca, la única oficial de la isla en movilidad con motos eléctricas, ha decidido realizar una apuesta muy fuerte por estar al lado de las empresas y autónomos. Por este motivo ha redoblado su estrategia en el servicio de alquiler de flotas o de vehículos individuales creando un servicio de todo incluido.

 

Este paquete incluye disponer de una scooter 100% eléctrica con 125 kilómetros de autonomía real pero además una serie de servicios complementarios como el de mantenimiento diario, seguro, casco y hasta otra moto de sustitución para que la empresa no tenga que parar por una avería.

 

En el servicio también entra un baúl de transporte de mercancías de hasta 200 litros de capacidad pero además la empresa puede personalizar estos dispositivos según las necesidades de la empresa.


 

Silence Mallorca ha ajustado los precios y actualmente ofrece todo este servicio por solo 169 euros más iva al mes. Además si se contratan varias motos o se firma un compromiso de larga duración se pueden realizar descuentos adicionales.

 

La marca ha recalcado que ofrece una flexibilidad total para las contrataciones que va de 1 a 24 meses y se da la posibilidad de probar la moto antes de realizar cualquier contratación.

 

Toda la atención y servicios incluyendo el mantenimiento mecánico se ofrecen de forma unificada en las nuevas instalaciones abiertas en la calle Manuel Azaña de Palma.

 

El responsable de marketing de la marca, Kevin Santiago explica que "el hecho de disponer de motos eléctricas tiene una doble repercusión para el negocio que las alquila. Por una parte se produce un ahorro enorme en combustible puesto que cargar una moto apenas cuesta unos 60 céntimos de euro".

 

Santiago también explica que " por otro lado es una manera de expresar un compromiso con el entorno y el medio ambiente ya que son vehículos con cero emisiones".

Silence Mallorca refuerza su servicio de alquiler de motos eléctricas para empresas
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad