lunes. 26.09.2022
INDUSTRIA

Redexis, Cemex, Enagas y Acciona desarrollarán la planta de hidrógeno verde de Lloseta

La fábrica, pionera en España, empezará a operar a en 2021 después de una inversión de 50 millones de euros

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha presidido el acto de presentación pública del proyecto “Power to Green Hydrogen Mallorca” que impulsan el Ejecutivo autonómico y las empresas de Cemex, Enagás, Acciona, a las que se acaba de incorporar Redexis.

La ejecución del proyecto permitirá en 2021 disponer de una planta de producción de hidrógeno verde para abastecer de energía no contaminante a vehículos de movilidad sostenible, tanto de flotas públicas (a través de autobuses de la EMT) como privadas (coches de alquiler, vehículos de cortesía...); a las plantas hoteleras de las bahías de Alcúdia y Pollença, y al polígono industrial de Inca.


Armengol ha presentado el proyecto junto al conseller de Treball, Comerç i Indústria, Iago Negueruela, y los representantes de cada empresa participante: Angel Galán, secretario del Consejo de Administración de Cemex España; Belén Linares, directora de Innovación de Energía de Acciona; Antón Martínez, director de Transformación de Enagás, y Miguel Mayrata, director de Diversificación de Negocio de Redexis.

 

El proyecto “Power to Green Hydrogen Mallorca” se encuentra actualmente en exposición pública, tras la cual se iniciará su tramitación administrativa. Se trata de un proyecto innovador, que pretende ser un punto de referencia para futuras iniciativas en el ámbito de la energía verde. El objetivo es desarrollar diversas actuaciones para la generación, distribución y consumo de energía limpia a partir de hidrógeno renovable obtenido mediante energía fotovoltaica.



Los representantes de las cuatro empresas han participado en esta presentación pública para mostrar una primera aproximación del alcance del proyecto, que cuenta con un presupuesto de unos 50 millones de euros a distribuir entre los cuatro socios privados, y que permitirá una generación de hasta 10 Mw de producción, según necesidades. Cuando la planta esté operativa, será capaz de evitar la producción diaria de hasta 16.000 toneladas anuales de CO2 o, en equivalencia, salvar 3.300 ejemplares de encina balear.



Desde el Govern se valora que con la puesta en marcha de este ambicioso proyecto, pionero en España, ya que es la primera vez que se generará hidrógeno a escala industrial, persigue un doble objetivo claro: avanzar hacia la descarbonización de las Illes, con 0 emisiones de CO2 en el horizonte 2050, y participar en la transformación de la economía balear, con una mayor diversificación de la economía y una mayor apuesta por las industrias sostenibles.



Para Armengol, la puesta en marcha de este proyecto “es toda una declaración de intenciones de este Gobierno para conseguir que nuestro territorio sea mucho más justo y sostenible” y que “se desarrolla junto al compromiso de tener unas Illes Balears con 100% energías limpias en el 2050 que persigue la Ley de Cambio Climático”. La presidenta también ha subrayado que se trata de una medida “pionera en España y Europa” y que “demuestra que las Illes Balears son un referente en sostenibilidad”.




Desde Cemex, Ángel Galán ha puntualizado que la empresa mantiene su compromiso con Mallorca y con Lloseta, impulsando la reindustrialización de esta zona y manteniendo su apuesta por la creación de riqueza. Galán ha añadido que el papel de Cemex se concreta con la aportación de sus instalaciones en el municipio de Lloseta, aunque se apoya totalmente el proyecto, puesto que se trata de una idea innovadora, única y sostenible para proporcionar energía limpia a la isla.



Belén Linares ha añadido que Acciona aporta al proyecto la experiencia en el desarrollo de las energías limpias y la excelencia técnica en la ejecución de proyectos de generación de energía. En este sentido, “el almacenamiento de energía es una apuesta tecnológica de Acciona como acelerador de la penetración de renovables en la red, porque permite la gestión de la energía en el tiempo. El hidrógeno es una tecnología complementaria como vector de almacenamiento estacional, por ejemplo invierno-verano, lo que permite aprovechar la complementariedad de sol y viento. Definitivamente, creemos que el hidrógeno, siempre de origen renovable, y sus aplicaciones en almacenamiento y uso industrial van a marcar tendencia”.

 

Antón Martínez ha apuntado, por su parte, que “Enagás está comprometida con la transición energética en la que las energías renovables no eléctricas, y en especial el hidrógeno verde, van a desempeñar un papel fundamental a medio y largo plazo en el proceso hacia una economía baja en carbono”.


Según Martínez, “Enagás está apostando por poner en valor nuevas alternativas tecnológicas y de diversificación como es el proyecto de Lloseta, que permitan por un lado una movilidad sostenible basada en el uso de gases renovables y, por otro lado, su uso en los sectores industriales y productivos, incluyendo la inyección en red del hidrógeno de origen renovable. Estos aspectos tienen un gran valor como vector energético de futuro”.


La empresa de infraestructuras energéticas Redexis ha sido la última en incorporarse como socio en este proyecto. Miguel Mayrata indicó que este proyecto permitirá desplegar infraestructuras de transporte, distribución y suministro de hidrógeno renovable. El objetivo es suministrar una energía 100% renovable y sostenible a industrias, plantas hoteleras y al transporte, gracias a la construcción de nuevas infraestructuras como hidrogeneras, un hidroducto e igualmente inyección de hidrógeno renovable a la red de gas, para el suministro a industrias y hoteles.

 

Redexis, Cemex, Enagas y Acciona desarrollarán la planta de hidrógeno verde de Lloseta
Comentarios