jueves. 06.10.2022
PRODUCTOS

March Vida lanza el Plan de Jubilación de Directivos para empresas como alternativa de ahorro fiscalmente eficiente

El nuevo producto se concreta en un seguro colectivo de vida-ahorro para la jubilación en formato unit linked, que invierte en fondos de inversión

March Vida, compañía de seguros de vida del Grupo Banca March, lanza el Plan de Jubilación para Directivos, un seguro colectivo de vida-ahorro que se configura como una solución eficiente desde el punto de vista fiscal para que las empresas ayuden a sus empleados a planificar su ahorro para el momento en que dejen de trabajar. Esta fórmula ofrece un vehículo de ahorro óptimo para la jubilación para el empleado, así como una herramienta útil de retención por parte de la empresa.  

 

El producto de March Vida se lanza en formato unit linked, lo que ofrece la posibilidad de diversificar la inversión en una variedad de instrumentos. En el caso del Plan de Jubilación para Directivos de March Vida, el capital puede destinarse, entre otros, a los fondos perfilados de March Asset Management (March A.M.).

 

Además, también se puede optar por la opción Ciclo de Vida, según la cual, la empresa que contrate este seguro colectivo de vida-ahorro puede establecer que la política de inversión se adapte en cada momento en función de la edad o perfil de riesgo del empleado.

 

La reducción en el límite máximo anual deducible de las aportaciones individuales a Planes de Pensiones y PPA en un 75%, de 8.000 euros a 2.000 euros, introducida por la nueva Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), ha generado la necesidad de buscar  alternativas de ahorro para la jubilación.

 

En el caso del Plan de Jubilación para Directivos de March Vida, la eficiencia fiscal se obtiene a través de un sistema de retribución flexible, de forma que el empleado puede renunciar a la parte de su salario que desea ahorrar y la empresa realiza una aportación a la póliza en su nombre, por ese mismo importe.

 

El capital aportado no será objeto de imputación fiscal para el empleado hasta un máximo de 100.000 euros o el 30% de su salario bruto. Además, la tributación del empleado no se producirá hasta que reciba la prestación una vez que se haya jubilado.

 

Para los clientes particulares, los PIAS (Planes Individuales de Ahorro Sistemático), con un límite de aportación anual de 8.000 euros, y SIALP (Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo), con un límite de 5.000 euros, emergen como las opciones más adecuadas.

 

 

En ambos casos, estos importes son independientes de la aportación que se realice a Planes de Pensiones y PPA. Un cliente que contratase las tres opciones de productos de ahorro para la jubilación —un Plan de Pensiones o un PPA, un PIAS y un SIALP— podría aportar hasta 15.000 euros anuales. Cabe recordar que en los PIAS y SIALP la ventaja fiscal no se produce en el momento de realizar la aportación, como en el caos de los Planes de Pensiones y PPA, sino en el momento de recibir la prestación.

 

Al cierre del ejercicio 2020, la cartera de March Vida sumaba más de 85.000 pólizas en el conjunto de su cartera de productos. Los saldos gestionados de March Vida aumentaron un 7,2% en 2020, hasta 1.630 millones de euros, mientras que el volumen de primas de March Vida comercializadas por Banca March en 2020 ascendió a 467,3 millones de euros. En este contexto, destaca la contratación de los productos de ahorro garantizados, que sumaron 191,9 millones de euros, y de los unit linked, que representaron un volumen de primas de 189,3 millones.

March Vida lanza el Plan de Jubilación de Directivos para empresas como alternativa de...
Comentarios