jueves. 29.09.2022
ENTREVISTA

"Los empresarios locales tenemos que trabajar entre nosotros para crear tejido propio"

Pep Colom y Enrique Bauzá ponen en marcha el primer hotel de interior de Andratx después de una larga reforma

Pep Colom y Enrique Bauza son dos emprendedores que trabajan en Andratx y que después de años de regentar una agencia de viajes acaban de culminar su proyecto empresarial más ilusionante;  abrir el primer hotel de interior en el municipio. Hablamos con ellos de su experiencia en estos momentos tan convulsos.

 

-El sector de las agencias de viaje es uno de los más tocados ahora mismo. ¿Cómo han vivido la situación?

-Empresarialmente estamos muy tocados. Tenemos un negocio que después de 19 años ha salido adelante por que contamos con una clientela de perfil tradicional que convia ciegamente en nosotros y en nuestro trato personal. Entendemos nuestro negocio desde un punto de vista humano y cercano. Esto nos ha hecho crecer, que podamos vivir de este negocio además de crear empleo.

En estos 20 años hemos gozado  de un consejo amigo y profesional de la asesoria Ponent de Andratx. Emilia Fuentespina y su equipo son un puntal sin el que nada hubiese sido posible.

La situación real es muy delicada. La facturación nos ha bajado un 80% y luchamos por remontar. Hemos tenido que recurrir a todos los recursos que disponíamos como los ERTES, financiación con créditos ICO e incluso las moratorias de pago de crédito.

 

-¿Como surge el proyecto de crear un hotel?

-Hace mucho tiempo que teníamos la idea de que a Andratx le hace falta un hotel. Hay mucha planta hotelera en el municipio pero solo en la costa y nada en el casco urbano. Queríamos diversificar un poco el negocio y aportar algo más al pueblo en el que hemos prosperado.

Coincidieron nuestras ganas con el hecho de que una casa catalogada y con carácter su pusiera a la venta a un precio asequible. Meternos en esto fue una acción de valentía y más con todo lo que ha llovido desde entonces pero era el momento idóneo ya que habíamos madurado empresarialmente y como personas.

Compramos la casa en 2015 y la enfocamos hacia la fórmula de turismo de interior. Desde entonces hemos tenido que superar muchas trabas administrativas sobre todo a nivel municipal por que los trámites han sido muy lentos y complicados de superar. Ello ha retrasado el proyecto de forma importante pero ahora ya vemos la luz al final del túnel.

 

-Ustedes defienden a ultranza la filosofía de pueblo en el ámbito económico…

-Desde el principio hemos tenido muy claro que ya que estamos viviendo en este pueblo teníamos la obligación moral de retornar la confianza que la gente nos había dado en estos aós. Para ello hemos optado por dar trabajo a las empresas del pueblo. El 95% de nuestros proveedores han sido locales.

 

Arquitecto, electricidad, fontaneria, albañiles, carpinteros, electrodomésticos. Hemos procurado que todo quede aquí. Y es que los empresarios locales tenemos que trabajar entre nosotros creando un tejido propio. Si hemos podido hacer este hotel gracias a ellos. Además debemos decir que todos los proveedores se han portado de diez. No ha habido ningún problema, ninguna pega. Estamos satisfechos con todos ellos.

 

-La financiación en estos casos es básica ¿Cómo ha intervenido el banco en este proyecto?

-El BBVA y más en concreto Toni Lladó nos han dado apoyo y nos han asesorado y a través de la entidad han visto un proyecto empresarial y nos han aportado la financiación necesaria.

 

Hemos sido siempre buenos clientes del banco y hemos recibido la misma respuesta por parte de la entidad. Hace años cuando arrancamos la agencia de viajes ya nos ayudaron con pólizas de crédito. Después hicieron lo mismo cuando quisimos comprar un local en el pueblo y hace 5 años estuvieron a nuestro lado en el arranque del proyecto del hotel.

 

Quiero pensar que el banco esta tranquilo con nosotros por que siempre hemos demostrado seriedad y prudencia a la hora de manejar el dinero. Ahora tenemos esl dinero de 19 años de esfuerzo y trabajo invervidos en esta casa y en este hotel que tiene que ser nuestro futuro.

 

-¿Cómo habéis concebido el hotel?

-Como ya hemos dicho el edificio permitía la actividad como hotel de interior. Hemos diseñado un establecimiento con una imagen y un estilo concreto basado en la sencillez y sobre todo en mantener el carácter tradicional de la casa. Debemos tener en cuenta que hemos mantenido el máximo de elementos originales.

La construcción de la estructura de la casa es de 1880 y la obra final es de 1921. La casa se hizo con el dinero que llevaban los inmigrantes que se fueron a Cuba y volvieron después de haber hecho fortuna. Nosotros pensamos que no solo estamos creando un negocio nuevo sino que estamos recuperando patrimonio local.

El hotel tiene todas las comodidades empezando por la tranquilidad ya que hay 7 habitaciones dobles y otra familiar adaptada. Hemos pensado bien en nuestra posible clientela que tiene que ser personas que buscan descubrir Mallorca y el municipio a través del senderismo, del cliclismo o que quieren una visita tranquila y experimentar la vida de pueblo. No buscamos un turista que esté todo el día en el hotel. Este hotel esta concebido como una especie de base de descanso para hacer otra muchas cosas.

 

-Después del Coronavirus se comenta que mucho turista busca estos establecimientos pequeños con menos concentración de personas. ¿Tenéis presente esta tendencia?

-No sabemos si esto nos beneficiará o no pero lo que tenemos seguro es que nuestros clientes encontrarán tranquilidad, comodidad y un trato cercano y familiar como hemos hecho estos años en la agencia de viajes. A pesar de que instalaremos un sistema automático de acceso y recepción siempre que sea posible estaremos en el hotel trabajando y estando pendientes de los clientes.

Estoy muy esperanzado de que en este hotel irá nuestro futuro. Este negocio nos ayudará a sacar la cabeza en estos momentos complicados.

 

-¿Cómo definirían el apoyo institucional hacia los empresarios en esta crisis?

-Nosotros vivimos de la filosofía del trabajo diario. Somos trabajadores como hormigas que hemos ido haciendo camino como hemos podido. Las ayudas de cese de actividad de autónomos nos han ayudado así como el poder meter a trabajadores en ERTE. También nos han ayudado los créditos ICO. Todo ha sumado para ir hacia adelante pero no es suficiente.

Queremos pensar que los 1.000 millones de euros que llegarán del Gobierno central servirán de verdad para ayudar a las pequeñas empresas como la nuestra. Si es así respiraremos y si no llega esta ayuda tendremos que trabajar mucho más durante los próximos 5 o 10 años y atravesar dificultades para poder pagar todas las deudas contraídas.

"Los empresarios locales tenemos que trabajar entre nosotros para crear tejido propio"
Comentarios