sábado. 01.10.2022

 

Los bancos que componen el grupo bautizado como G7 (Sabadell, NCG, Bankia, BBVA, CaixaBank y Popular), los principales acreedores de Nueva Pescanova, han rechazado la propuesta del consejo de Pescanova que buscaba dar mayor peso a los accionistas actuales de la empresa.

 

Según un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el consejo de Pescanova ha decidido así no presentar la propuesta a la Junta General, que se convocará en los próximos días, y someter a ésta exclusivamente unas propuestas de acuerdo en los términos previstos en el convenio.

 

El pasado 25 de mayo, el consejo de administración de Pescanova envió una carta a todos los accionistas (9.000) para pedir su apoyo frente a la banca y lograr una mayor participación accionarial en Nueva Pescanova, en la que solicitaba a los minoritarios el apoyo suficiente para reclamar un 19,99 % de participación en la nueva sociedad, frente al 5 % que les reconoce el convenio.

 

Con ello, los accionistas de Pescanova obtendrían en Nueva Pescanova esa participación del 19,99 %, sin necesidad de hacer un desembolso en metálico de 7,32 millones de euros.

 

Además, se mantendría "tal y como está previsto en los convenios de las filiales el 80% de Nueva Pescanova destinado a los acreedores".

 

Según la comunicación hecha hoy por el consejo, los acreedores entienden que esta propuesta "supondría una desviación unilateral de lo acordado en los convenios" y anuncia "el posible ejercicio de las acciones legales que pudieran corresponderles en defensa de sus derechos e intereses".

 

El consejo de Pescanova publicará en su página web las propuestas de acuerdo, que se someterán a su deliberación y, en su caso, aprobación.

Los acreedores rechazan la propuesta de Pescanova
Comentarios