sábado. 28.01.2023
SENTENCIA

Lidl gana la batalla judicial a Thermomix y podrá volve a vender su robot de cocina

La Audiencia de Barcelona considera que la patente en la que Vorwerk se basó para imputarle a Lidl la infracción de sus derechos es "nula"

La Audiencia de Barcelona ha estimado el recurso presentado por Lidl contra la sentencia de un juzgado mercantil que condenaba a la cadena de supermercados en su pleito frente al grupo alemán Vorwerk, fabricante de Thermomix, que le obligó a retirar del mercado su robot de cocina, y que ahora podrá vender de nuevo.

En enero del pasado año un tribunal mercantil de Barcelona declaró que el robot de cocina Monsieur Cuisine Connect que comercializaba Lidl supone una violación de los derechos de la patente de Thermomix, por lo que ordenó a la cadena de supermercados retirar todos los ejemplares de la máquina.

 

De esta manera, la sección especializada en patentes de los juzgados mercantiles de Barcelona falló a favor de la compañía alemana Vorwerk en el litigio que la enfrentaba a los supermercados Lidl, también germanos.

 

El Juzgado Mercantil 5 de Barcelona consideró en su sentencia que la patente del conocido robot de Vorwerk es "válida" al concurrir en ella los requisitos de "novedad y actividad inventiva", mientras que el robot de Lidl reproducía "todas y cada una de las características" de la Thermomix, por lo que, con su venta, el gigante de la alimentación estaba "realizando actos de explotación directa de dicha invención prohibidos".

 

Por ello, ordenó a Lidl cesar la importación, almacenamiento, ofrecimiento y comercialización de la Monsieur Cuisine Connect, y le exigió retirar del mercado todos los ejemplares.

 

Contra esta sentencia del juzgado mercantil, Lidl interpuso un recurso de apelación.

 

Ahora, en una sentencia, el tribunal de la sección 15 de la Audiencia de Barcelona ha admitido el recurso presentado por Lidl contra la resolución judicial dictada por el Juzgado Mercantil 5 de Barcelona, que resolvió que el supermercado había invadido la patente del robot de cocina Thermomix, y revoca su sentencia.

 

Los magistrados de la sección 15 de la Audiencia de Barcelona consideran que la patente en la que Vorwerk se basó para imputarle a Lidl la infracción de sus derechos es "nula".

 

La Audiencia aduce que al no ser válida la patente de Thermomix, "no existía infracción" por parte de Lidl.

Contra la sentencia de la Audiencia, cabe interponer un recurso de casación.

Lidl gana la batalla judicial a Thermomix y podrá volve a vender su robot de cocina
Comentarios