domingo. 05.02.2023

Visionario, firma catalana dedicada a la venta de gafas de sol a bajo precio, prevé sextuplicar sus ventas este año, hasta alcanzar una facturación de 1,1 millones de euros, y abrir tres nuevos puntos de venta en 2017, ubicados en las ciudades de Palma, Valencia y Madrid.

 

En una entrevista concedida a Efe, el fundador de la marca, Miquel Dosta, de tan sólo 25 años, ha comentado que la firma intentará este año, además de establecerse en estos nuevos destinos, consolidarse en Barcelona, donde desembarcó el pasado mes de junio mediante la apertura de su primer local, ubicado en el número 131 de la céntrica Rambla de Catalunya.

 

Para ello, prevé la inauguración de un nuevo local en la calle Argenteria del barrio del Born de la capital catalana, un establecimiento que ha probado suerte durante estas Navidades y que prevé abrir sus puertas de forma oficial y permanente durante los primeros meses de este ejercicio.

 

En cuanto a la expansión de la marca por España, Dosta ha destacado el turismo, que en Barcelona ha acaparado el 20 % de las ventas, y la proximidad al mar de Valencia y Palma de Mallorca como principales atractivos de estas dos ciudades, al tiempo que ha resaltado el carácter cosmopolita y la capitalidad de Madrid como razones primeras para asentarse en esta gran urbe.

 

"Son ciudades donde el consumo tira por sí solo, lo que asegura en cierta medida la desestacionalidad del negocio", ha opinado Dosta, que ha apuntado que la firma cuenta hoy con 300 referencias de gafas que se venden a 49 euros, independientemente del modelo, a excepción de las que poseen vidrios polarizados, que cuestan 59 euros.

 

"Queríamos ofrecer unas gafas que el usuario se pudiera poner sin miedo a que se rayaran", ha apuntado Dosta, que ha subrayado que su producto tiene la misma calidad que las grandes firmas de moda, pues el empresario ha explicado que el 70% de las marcas venden gafas del mismo fabricante, que en el caso de Visionario es la italiana Carl Zeiss, que también elabora el vidrio de los objetivos de las cámaras Sony.

 

Los modelos de la enseña acogen desde el estilo más clásico al más atrevido, incorporando nuevas líneas cada dos meses a fin de aumentar la rotación de las colecciones y ofrecer más posibilidades al cliente en una misma temporada, como hacen gigantes como Inditex, según ha explicado Dosta.

 

Visionario, que integra verticalmente desde el diseño hasta la fabricación y la comercialización de sus gafas, tiene previsto consolidar su presencia en España en los próximos dos años y, a partir de entonces, iniciar su internacionalización y aterrizar en países europeos como Italia o Grecia.

 

Visionario, que prevé recuperar a lo largo de 2017 el desembolso inicial de 400.000 euros con el que arrancó el negocio, dispone en Barcelona de su única oficina, donde se diseñan las gafas y en la que trabajan 8 personas, una plantilla que pretende incrementar hasta los 15 empleados este año.

 

Sin embargo, la fabricación de las gafas se lleva a cabo en China, a causa, ha alegado Dosta, de los "problemas reguladores" que presenta Europa.

 

Las gafas Visionario, que nacen tras la estela de otras firmas como Hawkers, de las que se diferencian por el hecho de que se pueden graduar y probar en tienda, buscan desmarcarse de las gafas asociadas a una marca y acercarse al mundo de la moda, para diferenciarse así del que Dosta considera como su principal competidor en la calle, Multiópticas, que también cuenta con su propia línea de gafas.

La firma de gafas Visionario aterriza en Palma tras multiplicar por seis sus ventas
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad