sábado. 28.01.2023
PREVISIONES

Iberostar prevé crecer con fuerza en 2020 tras un año difícil en el Caribe

El grupo Iberostar prevé crecer en 2020 "con fuerza", a doble dígito, con la incorporación de once nuevos hoteles, tras un año "difícil", sobre todo en Latinoamérica, en que facturó un 5 % más (2.353 millones de euros), según su director comercial y digital, Javier Delgado.

Aunque el directivo ha calificado de "razonablemente buenos" los resultados obtenidos en 2019, se encuentran por debajo de las previsiones que tenía el grupo turístico para el cierre del ejercicio, que fue complicado para la industria hotelera y más concretamente para los operadores con presencia en México y República Dominicana, como Iberostar.



Esto se debe a una serie de acontecimientos atípicos como el sargazo que afectó al litoral en México, donde ya hay una cierta recuperación y las perspectivas para 2020 son buenas, o las noticias falsas en los medios estadounidenses sobre República Dominicana. "Además de la geopolítica mundial a la que también estamos sujetos", ha detallado en Fitur.



La buena evolución de Europa (Baleares o el litoral peninsular en España) y el norte de África (Marruecos y Túnez) mitigó "la crisis tan dura que sufrió México y República Dominicana", donde la compañía optó por controlar las bajadas de precios para no comprometer la calidad.



Tampoco cerró hoteles, mientras que otros operadores de la zona sí lo hicieron, "aguantando todas las plazas" y, de hecho, su creación neta de empleo fue de 2.000 puestos a nivel global, ha recalcado.



Aunque Iberostar no fue ajena a la caída del mercado estadounidense en Cuba, debido a la reducción de la capacidad aérea por cuestiones geopolíticas, el hecho de contar con turoperadores canadienses muy sólidos le permitió mantener un flujo constante desde ese mercado hacia la isla.



También la quiebra del grupo turístico Thomas Cook tuvo un impacto en los resultados de Iberostar, que tiene once hoteles en Canarias, al ser un socio muy significativo. Pero, en un período muy corto de tiempo la cadena pudo "recuperar más del 80 % del volumen de negocio que se fue con su caída, sin sacrificar el precio medio, gracias a la diversificación comercial".



"El precio medio de las nuevas reservas que nos entraron fue prácticamente el mismo que el de las que habíamos perdido", ha agregado.



Delgado analiza los efectos de lo ocurrido: "Nos ha permitido ver nuestra capacidad de reacción y agilidad, apoyándonos en otros turoperadores y en nuestro canal directo".



De las once aperturas previstas en 2020, tres son hoteles urbanos: Madrid, Roma y Lima, el primero de Latinoamérica fuera del Caribe (sumando un total de 15), y ocho vacacionales -Mallorca (2), Montenegro (3, llegando a 6), y Cuba (3, alcanzando 22).



La compañía espera avanzar este año con otros proyectos que tiene en marcha en los Cabos en México (Baja California), destino en el que entrará por primera vez, al igual que en Aruba, además de Litibú, en el Pacífico mexicano, que estarán probablemente disponibles a lo largo de 2021.



Más del 50 % de su producto es propiedad y el objetivo es mantener esta estructura, al ser empresa familiar: "Tenemos un enfoque muy patrimonialista, mientras que hay otros grandes operadores que tienen una estrategia mucho más ligera en activos y que sólo buscan gestiones y alquileres. No es nuestro caso".



"Nos afectan relativamente poco", asegura sobre operaciones de consolidación como la de Globalia y Barceló que son "algo natural" por las dinámicas de globalización, aunque "siempre pueden generar desequilibrios cuando, en una asociación entre dos partes, una se hace cada vez más fuerte y la otra no". "Habrá que ver cómo se gestiona el ecosistema bajo esas nuevas reglas", ha indicado. EFE

Iberostar prevé crecer con fuerza en 2020 tras un año difícil en el Caribe
Comentarios