martes. 04.10.2022
ENTREVISTA

“Han sido cincuenta años de mucho trabajo, constancia y de trabajar cada día como si fuera el primer día”

Entrevista a Juan Cabot, co-propietario de 007 Snacks
/img/periodico/img_8189.jpg

 

007 cumple este año 50 años de historia y presentáis una nueva línea de negocio. ¿Cómo empezó todo?

En los años sesenta mis abuelos que tenían en Palma una tienda de comidas preparadas empezaron a comercializar patatillas a bajo coste para los escaparates de restaurantes y tiendas de alimentación. En esa época empezó el fast food en Mallorca y mi abuelo vio que en ese terreno había futuro. Fue entonces cuando decidió cerrar la tienda de comidas preparadas para dedicarse a hacer bolsas de patatillas y distribuirlas en los bares y restaurantes de la isla.  Y es en septiembre de 1965 cuando la compañía se dedica únicamente a estos productos.

 

¿Cómo valora estos cincuenta años?

A nivel empresarial han sido cincuenta años de mucho trabajo, de mucha constancia y de trabajar cada día como si fuera el primero. Hemos tenido como todas las empresas momentos mejores y peores. Al ser una empresa familiar siempre hemos tenido que ir con los pies muy en el suelo, sobre todo presupuestariamente hablando. Han sido cincuenta años que los hemos vivido como el turismo balear. Cuando ha habido bonanzas económicas nosotros no lo hemos notado, pero cuando hemos tenido años de crisis tampoco hemos notado la deflación que corresponde a una crisis económica. Somos una empresa bastante estable y el sacrifico, mucha habilidad y mucha creatividad, es la forma de llegar hoy a cumplir cincuenta años.

 

¿En qué momento está ahora la empresa?

Después de estos cinco años la empresa vuelve a estar hoy por hoy en un momento de crecimiento. El año pasado tuvimos tanto un crecimiento económico del 12 por ciento y estamos muy satisfechos tanto con nuestros clientes y el consumidor final. Afirmaría que estamos en una línea positiva.

 

Ha habido muchos momentos en la historia de 007. ¿Cuál ha sido el más duro y cuál el mejor?

Al principio hubo momentos complicados. Mi abuelo y mi madre me contaron que en los años sesenta había empresas muy fuertes que apenas dejaron que 007 saliera al paso, fueron años de mucha dificultad. Cuando la empresa estaba instalada en un edificio de una calle céntrica de Palma, nos dieron tres meses para desalojarlo e irnos. Fue entonces cuando tuvimos que trasladarnos al Polígono Son Castelló.


Otro de los momentos más duros fue cuando la fábrica sufrió el incendio el 3 de mayo de 2007. Coincidió con el inicio de la campaña turística y para solucionar y poder terminar ese año fue complicado. Y para la empresa estos últimos años tampoco han sido fáciles.


Como buenos momentos, destacaría cada uno de los días que venimos a trabajar. Para tener este tipo de empresa donde abarcamos la industria, la comercialización, el marketing, la comunicación, el diseño y todas las ramas, hay que tener una ilusión diaria y constante para venir a trabajar todas las mañanas, con muchas ganas y alegría.

 

¿Ha habido momentos en que habéis querido tirar la toalla?

Todos somos humanos y podemos tener un mal momento, mentiría si dijera lo contrario, pero esos momentos son insignificantes cuando hablas de cincuenta años y de que un año tiene 365 días. Recuerdo que cuando tenía 18 años una compañía italiana nos hizo una oferta muy interesante para comprar la empresa, pero la rechazamos porque mis padres, mi hermana y yo, teníamos mucha ilusión para continuar con la empresa familiar.

 

¿Estamos saliendo de la crisis?

Pienso que la economía son ciclos económicos y en la vida ha habido todo tipo de crisis, ésta no ha sido de broma. Pienso que nuestra generación y la de nuestros padres no habían vivido una crisis de esta envergadura.  

Veo las economías como un tema de tendencias, y en este aspecto creo que este último año tanto a nivel nacional como balear, llevamos una tendencia positiva y creo que costará que volvamos a vivir una crisis como la de los últimos cinco años.

 

El mercado agroalimentario es un mercado muy competitivo y 007 juega en primera división con grandes marcas como principales competidores. ¿Cómo se ha conseguido?

Con mucha constancia, tenacidad e ilusión. Son reglas muy básicas pero es que no hay otras. Trabajar, trabajar y trabajar de cara a nuestro producto y nuestro consumidor final.

 

Somos una empresa muy humana, una de las bazas de nuestro producto es el cliente interno, que es nuestro equipo. Para nosotros lo primordial y más importante es que nuestros trabajadores estén encantados.

Nuestra competencia son marcas muy tradicionales como por ejemplo Lays, primeras marcas de alimentación a nivel mundial en un ránking donde una empresa local les hemos estado y estamos haciendo frente durante estos cincuenta años.

 

 

¿Cuántas líneas de negocio tiene ahora mismo 007?

Estamos trabajando básicamente en la línea de patatas y snacks de toda la vida. Tenemos una rama también de frutos secos y chocolatinas tanto para restauración como para hostelería. Por otro lado,comercializamos productos de importación de cara a la temporada turística, también en la gama de patatas, snacks y frutos secos. Somos una empresa que no fabricamos marcas blancas.

 

007 se reinventa pero, ¿qué quiere decir exactamente que os reinventáis?

Lo de reiventarse es crear una línea de negocio donde nuestro producto que siempre ha estado visible en eventos y en reuniones de amigos, ahora lo ofrecemos como un servicio completo y cómodo. Estamos en una sociedad donde no hay tiempo para nada, que los días pasan volando y las horas no bastan, donde tenemos que dar soluciones globales y satisfacer en este caso al consumidor final. A través de una tienda, 007 Party Store, puede encontrar todo el surtido habitual que comercializamos, más otros 2.000 productos, donde puede encontrrar desde una piñata, todo tipo de golosinas, una gran variedad de globos, platos desechables, manteles, servilletas de todos los colores, la comida básica de un cumpleaños, la bebida y mucho más, todo a unos precios inmejorables.

 

¿Y qué es exactamente 007 Party Store?

Diría que es la única tienda de Mallorca que a fecha de hoy da respuesta a la necesidad de encontrarlo todo de una sola vez. Puede hacerlo en 250 metros cuadrados de exposición, donde a través de 5.000 productos distintos tienes todo lo que puedas necesitar para la celebración de una fiesta, sobre todo para un cumpleaños, y que va dirigida tanto al mayorista como al minorista.

 

Hacéis una fiesta para inaugurar la tienda este sábado. ¿En qué consistirá?

Sí, tanto el equipo de 007 Sancks como nuestro cliente y consumidor se merecen una inauguración. Han sido meses de mucho trabajo para llegar a tener una tienda que dé una respuesta completa a todo tipo de celebraciones. Para ello este sábado organizamos una fiesta de 11h a 14h, a la que está invitada toda Mallorca, donde actuará la cantante infantil Maria Bimbolles, habrá maquillaje pinta caras, payasos, regalos y, por supuesto, todos nuestros productos estarán a disposición de los asistentes. Queremos pasar una jornada agradable y divertida.

 

¿Cuántos trabajadores tiene 007 ahora mismo?

En invierno hay 25 trabajadores y en verano casi doblamos la plantilla.

 

Además de la tienda, acabáis de sacar al mercado productos nuevos como la tapatilla, las patatillas bañadas en chocolate, las palomitas bañadas en chocolate…

Efectivamente este invierno hemos lanzado al mercado la Tapatilla, a base de patata y que tiene tres veces el grosor de la patatilla tradicional. En su interior  lleva además un pequeño folleto explicativo de diez recetas locales. En la campaña de invierno también hemos sacado las ruedas de chocolate que son el Chocorodis, Chocopops y Chocoxips.

 

Y de cara a un futuro, ¿contemplan ampliar mercado en Baleares?

Party Store es una tienda que tiene sitio en otras localidades y es posible que en un futuro se plantee abrir en otros lugares.

“Han sido cincuenta años de mucho trabajo, constancia y de trabajar cada día como si...
Comentarios