martes. 04.10.2022
RESTAURACIÓN

Es Rebost ha servido 140.000 llonguets en un año

La marca de restauración hace balance con algunos números significativos como las 36 toneladas consumidas de naranjas de Sóller

Es Rebost ha hecho balance del pasado año y para realizar esta tarea para sus clientes ha dejado de lado los grandes números empresariales y ha optado por usar los números más cotidianos, los de los productos que cada día despachan en sus tres establecimientos.

Y es que 2018 ha sido un año de crecimiento para la empresa, en la que el nuevo restaurante en Plaza de España ha logrado situarse en uno de los lugares con mayor afluencia de visitantes en el centro de Palma. Además, en el mes de julio de 2018 se aterrizó en el Aeropuerto de Palma de Mallorca. Este lugar acogería la primera franquicia del grupo de restauración.

 

Como empiezan muchos clientes las mañanas es tomando café, ese café Marabans  Coffee & Tea del que se han consumido 2,7 toneladas. Un café acompañado de 36 toneladas de naranjas de Sóller que complementan el desayuno perfecto con una de las delicias y excelencias rebosteras, los 140.000 llonguets del horno de Ca Sa Camena y los 33.100 sándwiches entre los que destacan nuestro Bikini y el más que deseado Club Sándwich.

 

Las 'Galletas Trempades', una de las tapas mallorquinas más especiales, favorece el consumo de 43.000 'galletas d'oli' y de 1,6 toneladas de camaiot.

 

Otro de los productos mallorquines más demandados por público local y turista que visita la isla es la ensaïmada que ha tenido una venta de 27.700 unidades y la sobrasada de Ca’n Magí un total de 1.363 kilos consumidos.

 

Es Rebost también habla de sus burgers, 18.575 hamburguesas mallorquinas, con camaiot, vegetales, etc. Todas ellas han satisfecho a sus clientes rebosteros a las que muchos han acompañado con 39.615 litrros de cerveza artesanal.

 

Estos números forman parte de los resultados de consumo que se han dado en ES REBOST de Plaza de España, ES REBOST de Jaime III, ES REBOST de Olmos y ES REBOST Aeropuerto.

 

Desde Es Rebost explican que estos restultados "conforman el retorno de una inversión responsable y comprometida con la cadena de producción de productos típicos de nuestra isla y de la producción de nuestros artesanos".

 

La cadena de restauración asegura que sigue apostando "por el producto local y no sólo eso, también por la colaboración con los pequeños productores isleños. Nuestro ADN no existiría sin ese fomento de lo autóctono, ya que la misión de Es Rebost es la de ser el catalizador de nuestro entorno natural y de nuestra herencia cultural, canalizando los sabores y tradiciones de Mallorca a través de cada bocado, del servicio, del interiorismo y ambiente de nuestros locales".

Es Rebost ha servido 140.000 llonguets en un año
Comentarios