lunes. 22.07.2024

Eroski redobla sus esfuerzos para combatir el cambio climático con el anuncio, hoy, de su ambicioso compromiso de alcanzar las cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050.

 

Se convierte así en la primera cadena de distribución alimentaria en España en marcarse el objetivo de neutralidad en carbono.

 

La compañía refuerza su estrategia de sostenibilidad con esta revisión de sus compromisos medioambientales y lo hace en el marco de su adhesión al Código de Conducta sobre negocio responsable de alimentos y prácticas de marketing presentado hoy por la Unión Europea en Bruselas —única firma de distribución en España que hoy se ha sumado voluntariamente al compromiso junto a otras firmas líderes en Europa—.

 

Se trata de un ambicioso marco de trabajo en relación con la sostenibilidad del negocio alimentario que marca siete grandes objetivos: la promoción de dietas saludables, equilibradas y sostenibles; la prevención y reducción del desperdicio de alimentos; la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para alcanzar una cadena alimentaria climáticamente neutra en Europa; la orientación de la cadena alimentaria hacia la economía circular y la eficiencia en el uso de recursos; el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible; el trabajo decente para todos los integrantes de la cadena de valor, y la creación de valor sostenible a través de la asociación y la colaboración.

 

Eroski suscribe todos los objetivos marcados en dicho Código de Conducta, que se alinean con sus 10 Compromisos en Salud y Sostenibilidad, decálogo que pivota en torno a la seguridad alimentaria, la promoción de una alimentación saludable a un precio asequible, la prevención de la obesidad infantil, el fomento de la sostenibilidad y de la economía local, y la información al consumidor.

 

“Aplaudimos esta iniciativa europea y nos adherimos desde el primer momento a este Código de Conducta, animando a todos los integrantes del sector agroalimentario a que se sumen. Solo el esfuerzo conjunto será efectivo ante la emergencia climática y los imperativos de la sostenibilidad”, afirma el director de Salud y Sostenibilidad de EROSKI, Alejandro Martínez Berriochoa.

 

EROSKI ha reducido su huella de carbono más de un 39% desde 2017, lo que ha supuesto evitar las emisiones de las de 145.116 toneladas de CO2 eq., es decir, aproximadamente las emisiones de más de 120.000 coches nuevos en España circulando 10.000 km. Para ello ha llevado a cabo una serie de acciones desde la perspectiva del ciclo de vida de la organización, lo que implica actuar en todas las fases de la cadena de valor en las que su actividad tiene un impacto en el medio ambiente.

 

“La pandemia ha puesto de relieve la importancia que los eventos de la naturaleza pueden llegar a tener en el bienestar social, pero a la vez ha demostrado que es posible trabajar en cooperación para revertir sus efectos. Esto nos debería animar para encarar con determinación, trabajo y confianza otros grandes retos globales que no podemos soslayar, como es el cambio climático. Este compromiso que anunciamos hoy, la neutralidad en carbono en 2050, y los planes que estamos desplegando para hacerla posible, son coherentes con nuestra creencia en que la actividad empresarial debe ejercerse con un alto estándar de responsabilidad”, ha explicado el director de Salud y Sostenibilidad de EROSKI, Alejandro Martínez Berriochoa.

Eroski se compromete a ser neutra en carbono en 2050