sábado. 01.10.2022
SOSTENIBILIDAD

Endesa lucha por la economía circular mediante el reciclado de sus residuos

La gestión de este tipo de materiales sobrantes se lleva a cabo a través de los puntos de recogida de residuos habilitados por la Compañía en las Islas Baleares.
image003
La Compañía apuesta por la economía circular como base de un modelo económico más sostenible y por eso intenta aprovechar al máximo los recursos materiales.

Endesa tiene en las Islas Baleares más de 18.000 kilómetros de líneas eléctricas, de modo que cuando se realizan trabajos de mantenimiento y mejora de la red se generan, inevitablemente, residuos. Sin embargo, cada día son menos, ya que se trabaja para valorizarlos al máximo y que dejen de existir dándoles una nueva vida. Y es que el concepto residuo desaparece cuando se da una segunda oportunidad en los materiales. A día de hoy, ya se reutilizan y aprovechan los residuos provenientes de la red de distribución de Endesa de acuerdo con la filosofía de la economía circular.

De modo que se vuelven a utilizar, total o parcialmente, materiales usados ​​en diferentes obras de mantenimiento y mejora de la infraestructura eléctrica, ya sea directamente o bien mediante los Centros de Recuperación y Tratamiento. De hecho, es mediante estos gestores autorizados que se eligen a los mejores tratamientos para recuperar y transformar los residuos con el objetivo de maximizar su valoración y devolverlos al ciclo de producción y consumo.

Se recupera cableado eléctrico, baterías y acumuladores; se regeneran o dan nuevos usos a los aceites minerales utilizados en subestaciones eléctricas; y se reciclan o recuperan metales y compuestos metálicos.

Además, a la hora de seleccionar los residuos que se pueden valorizar también se categorizan en especiales o no especiales. Se consideran especiales el aceite aislante y las emulsiones de agua con aceite de los transformadores; mientras que se clasifican como no especiales la chatarra, aisladores, escombros, cableado eléctrico, palos de hormigón, papel y plásticos, entre otros, de los que se recicla, prácticamente, el 100%.

Durante el año 2021, de los trabajos de mantenimiento de la red de distribución, se han reciclado un total de 13.656 toneladas residuos: 10,3 toneladas de papel y cartón, 15,26 toneladas de componentes de equipos y aisladores, 44 toneladas de madera, 9'6 toneladas de vidrio, 8'5 toneladas de cobre y latón, 11'1 toneladas de aluminio, 2'6 toneladas de plástico, 48'2 toneladas de diferentes tipos de cable, 243 toneladas de chatarra y más de 13.146 toneladas de residuos de construcción y demolición. Por lo que respecta a los residuos especiales: 45,8 de equipos con aceite dieléctrico, 14’9 toneladas de equipos de hexafloruro, 18'6 toneladas de otros equipos eléctricos y electrónicos y 5 toneladas de contadores electrónicos.

En el primer semestre de 2022 se ha reciclado un total 7.051 toneladas residuos: 2'49 toneladas de papel y cartón, 43 toneladas de madera, 12'8 toneladas de vidrio, 4,2 toneladas de cobre y latón, 20 toneladas de aluminio, 2'26 toneladas de diferentes tipos de cable, 74,5 toneladas de chatarra y más de 6.875 toneladas de residuos de construcción y demolición. En cuanto a residuos especiales: 13,2 toneladas de transformadores y equipos con aceite dieléctrico, 13'1 toneladas de equipos de hexafloruro y 3'9 toneladas de contadores electrónicos, entre otros.

Endesa lucha por la economía circular mediante el reciclado de sus residuos
Comentarios