lunes. 08.08.2022
DATOS

Endesa detecta 1.841 fraudes en Baleares

Más de la mitad de los fraudes detectados en las islas (932) se produjeron en el municipio de Palma

Endesa detectó el año pasado en Baleares 1.841 fraudes eléctricos por enganches ilegales a la red, lo que le permitió recuperar 15,6 millones de kilovatios/hora (KWh) defraudados, lo que equivale al consumo anual de 4.000 familias.

Más de la mitad de los fraudes detectados en las islas (932) se produjeron en el municipio de Palma, buena parte de ellos por parte de empresas y muchos también de particulares dedicados al cultivo ilegal de marihuana, según han informado fuentes de la compañía.



En el conjunto de España, Entesa erradicó casi 65.000 fraudes eléctricos, especialmente, enganches irregulares y recuperó 601 millones de kWh defraudados, una cifra que equivale al consumo eléctrico de la ciudad de Palma durante seis meses.



Asimismo, la eléctrica ha indicado que en el último año las denuncias de ciudadanos ayudaron a destapar cerca de 4.000 fraudes.



Durante el pasado ejercicio, cuatro de cada diez inspecciones realizadas por la compañía concluyó con la detección de fraudes y, en el 48 % de los casos, se trató de enganches ilegales a la red por parte de usuarios sin contrato y el resto, a otro tipo de fraudes, como dobles acometidas o manipulación de los equipos de medida.



Otro factor que agrava el problema del fraude, ha apuntado la eléctrica, es el crecimiento de los cultivos de cannabis, que normalmente van acompañados de enganches ilegales a la red eléctrica que pueden llegar a generar "importantes" interrupciones de suministro a los núcleos de población en los que se llevan a cabo.



En este sentido, ha indicado que una vivienda utilizada como plantación "indoor" de marihuana consume el equivalente a 20 viviendas y la concentración de estos cultivos en determinadas zonas llega incluso a saturar la red.



Sin embargo, Endesa ha asegurado que el grueso del fraude eléctrico en España lo cometen grandes consumidores, tanto empresas de sectores industriales y de servicios como negocios y domicilios particulares con consumos elevados.



Además, ha apuntado que el fraude eléctrico supone un perjuicio para la sociedad ya que se traduce en un incremento de la factura eléctrica del conjunto de los consumidores y conlleva un problema grave para la seguridad y la salud.

Endesa detecta 1.841 fraudes en Baleares
Comentarios