sábado. 03.12.2022
INDUSTRIA

Empieza la construcción de la planta de hidrógeno verde de Lloseta

Las instalaciones funcionaran con una instalación fotovoltaica donde se instalarán 16.660 paneles solares

El consorcio Power to Green Hydrogen Mallorca ha anunciado el inicio de la construcción de la primera de las dos plantas fotovoltaicas previstas, que supone el arranque de las obras de la primera planta de hidrógeno verde de España, donde estaba la fábrica de Cemex en la localidad mallorquina de Lloseta.

 

En la instalación fotovoltaica, de una extensión superior a seis hectáreas, se instalarán 16.660 paneles solares con una capacidad de generar 8,59 MWp y producir 13.516MWh/año, ha detallado en un comunicado el consorcio el consorcio liderado por Acciona y Enagás, y en el que participan Cemex y el IDAE.

 

La construcción de la otra planta, situada en la localidad de Petra, empezará próximamente, en una extensión de 10 hectáreas, con 12.740 paneles solares con capacidad para generar 6,5MWp y una producción anual de 10.819 MWh.

 

Ambas instalaciones solares generarán la electricidad renovable para alimentar la planta de hidrógeno de Lloseta, que producirá más de 300 toneladas de hidrógeno "cien por cien verde" al año, según la nota.

 

Según el consorcio, el hidrógeno verde tendrá aplicaciones en la isla, como el suministro de combustible a flotas de autobuses y vehículos de pila de combustible mediante una estación de servicio o hidrogenera, la generación de calor y energía para edificios comerciales y públicos y el suministro de energía auxiliar a ferris y operaciones portuarias.

 

Parte del hidrógeno se inyectará en las infraestructuras gasistas que la compañía Redexis tiene en la isla, para reducir las emisiones en el uso de gas natural.

 

Se calcula que las obras de cada planta fotovoltaica estarán terminadas en seis meses y que durante la fase de construcción de la planta y la línea de 15kV, necesaria para transportar la energía, se emplee a 80 trabajadores en cada instalación, teniendo prioridad los afectados por el ERE de 2019 de la cementera de Lloseta.

 

En la construcción está prevista la participación de empresas locales, con algunas de las cuales ya se han establecido los contratos de servicios para la topografía, la ejecución de las líneas para inyectar la energía de las plantas a red y obra civil, el desbroce y gestión de árboles, la instalación de riego o el suministro de equipamiento de obra.

 

Ambas plantas fotovoltaicas se rodearán de vegetación autóctona procedente de los terrenos en los que se ubican, para favorecer la integración paisajística y conservar el patrimonio natural. Se ha elaborado un plan para la adecuada gestión del arbolado existente, que permita su conservación, reubicación o trasplante, o bien, en última instancia, su gestión sostenible por una empresa local.

 

En el caso de la planta de Petra, se limpiarán y regenerarán los terrenos anteriormente ocupados por un circuito de motocross y se aplicarán medidas de protección específicas para la tortuga mediterránea.

 

En las dos instalaciones hay un proyecto de aprovechamiento compartido con ganaderos de la zona, que permitirá que sus terrenos se utilicen como zona de pasto para ovejas.

 

Asimismo, se acometerá un innovador proyecto agrovoltaico en el entorno de la planta fotovoltaica de Petra, en parcelas propiedad del Instituto de Innovación Empresarial de Baleares (IDI), que prevé su adecuación para cultivos y la instalación de sistemas fotovoltaicos que cubran las necesidades energéticas para el uso agrario de las tierras, el riego y la creación de un invernadero.

Empieza la construcción de la planta de hidrógeno verde de Lloseta
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad