lunes. 03.10.2022

El Grupo Bankinter inicia un todavía complicado ejercicio 2021 impulsando la actividad comercial, cada vez más pujante y diversificada.

 

Esto se refleja en el crecimiento de todos los márgenes y líneas de negocio, que al igual que el beneficio trimestral, son superiores no solo respecto al primer trimestre de 2020, apenas afectado comercialmente por la pandemia, sino también sobre el primer trimestre de 2019, el año anterior a la crisis del coronavirus.

 

Del mismo modo, el banco mantiene su rentabilidad y su calidad de activos en situación privilegiada respecto a sus comparables en España, y con una solvencia reforzada que supera holgadamente las exigencias del BCE.

 

Las cuentas de este trimestre incluyen todavía los resultados de Línea Directa Aseguradora, que iniciará su andadura independiente el próximo 29 de abril, con su salida a Bolsa. No obstante, y al igual que en 2020, los resultados de la actividad bancaria y los de la aseguradora siguen mostrándose de forma desagregada.

 

Así, el resultado antes de impuestos de la actividad bancaria se saldó al 31 de marzo con 160,6 millones de euros, un 14,7% superior a la del primer trimestre de 2020, que pone de manifiesto la fortaleza del negocio bancario recurrente. Por su parte, el resultado antes de impuestos de Línea Directa alcanzó los 39,4 millones de euros, un 2,2% más que hace un año.

 

Con todo ello, el beneficio neto del Grupo Bankinter al 31 de marzo de 2021 se situó en 148,3 millones de euros, un 13,8% más en el primer trimestre de 2020.

 

En cuanto a las principales ratios, la rentabilidad sobre recursos propios, ROE, se incrementa hasta el 11,3%, frente al 10,2% del primer trimestre de 2020 y al 7% presentado al cierre de 2020, que se vio lastrado por el impacto de las provisiones extraordinarias.

 

La solvencia también experimenta una mejora significativa, con una ratio de capital CET1 fully loaded en el 12,3%, frente al 11,5% de hace un año, ratio muy superior al exigido por el BCE.

 

Por su parte, la ratio de mora se reduce en 21 puntos básicos en comparación con la de hace un año, hasta el 2,37%, con una cobertura que también mejora hasta el 62%.

 

En cuanto a la liquidez, Bankinter mantiene un gap comercial negativo, con una ratio de depósitos sobre créditos del 104,3%.

 

Los vencimientos previstos para 2021 son de 200 millones de euros, a los que se suman 1.000 millones para 2022, frente a los cuales la entidad cuenta con unos activos líquidos de 22.700 millones de euros y una capacidad de emisión de cédulas de 2.900 millones.

 

El nuevo ejercicio da comienzo en un entorno económico que sigue esperando la recuperación y con una situación de tipos de interés anómala, que dificulta el negocio típico bancario.

 

Aun así, todos los márgenes de la cuenta muestran cifras de crecimiento respecto al mismo periodo del año precedente, e incluso son superiores a los del primer trimestre de 2019, anterior a la pandemia, lo que indica que la actividad comercial del banco mantiene su impulso en todas sus líneas bancarias, propiciando el objetivo de la entidad de compensar la ausencia de los ingresos de Línea Directa en un horizonte aproximado de tres años.

 

El margen de intereses suma 311,8 millones de euros, lo que significa un 1,3% más que en el mismo periodo de 2020.

 

El margen bruto alcanza la cifra de 465 millones de euros, un 6,6% más que al 31 de marzo de 2020. Por tipo de ingreso, un 67% de ese importe proviene del margen de intereses y un 28% de las comisiones, procedentes en su mayor parte del negocio de gestión de activos, que aporta 44 millones de euros, un 15% más, en un extraordinario arranque del año de esta actividad. Por su parte, el negocio de valores, que sigue una tendencia igualmente alcista, aporta 24 millones, un 9% más.

 

En cuanto al margen de explotación antes de provisiones cierra el trimestre en 263 millones de euros, con un crecimiento del 6,4%. Bankinter mantiene controlados sus costes operativos, que son inferiores a los de los tres últimos trimestres. En cuanto a la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, se sitúa en el 43,4%.

 

Pese a la persistencia de las dificultades económicas derivadas de la pandemia y de un estado de alarma que continúa vigente, la actividad comercial del banco presenta cifras de captación de negocio y clientes que comparan muy positivamente frente al mismo periodo de 2020, dando señales positivas de reactivación y poniendo de manifiesto la capacidad de adaptación del banco a momentos especialmente convulsos.

 

Bankinter gana 148,3M€ en el primer trimestre, un 13,8% más
Comentarios