miércoles. 28.09.2022
ENTREVISTA

Antoni Pons: "es muy probable que muchos de nuestros hoteles, y de comercios vinculados al turismo, ni abran ésta temporada"

El director de la Agencia de Comunicación Disset analiza como puede quedar la realidad del sector publicitario y del turístico después de esta crisis

-¿Cual ha sido el impacto de la crisis en el sector de la publicidad y en su empresa?

-Por ser una situación sobrevenida y para nada prevista, el impacto ha sido y será enorme en el sector. En Disset optamos por el teletrabajo casi desde el primer momento y como tenemos claro que lo más importante que tenemos es el talento de las personas que conforman el equipo, hemos decidido que nadie se quedará atrás y optado por ir todos a una, ajustarnos todos un poco para pasar juntos éste “bache”.

 

A nivel de trabajo, tenemos clientes que han parado la actividad publicitaria porque su actividad ha parado completamente: agencias de viajes, hoteles y otros con los que continuamos trabajando con cierta normalidad: supermercados, asesorías, administración pública…

 

A pesar del parón turístico, en Disset aconsejamos a nuestros clientes del sector travel que no dejen de comunicar y desarrollar estrategias comerciales, porque más tarde o más temprano esto pasará y habrá que volver a llenar los hoteles y competir en el mercado.

 

Deben comunicar en ésta etapa empatizando con sus clientes, informando de que están haciendo para afrontar ésta crisis a nivel interno como empresa, pero también si están apoyando alguna iniciativa hacia los colectivos que más apoyo necesitan. En Cuba también hemos experimentado un cierto parón aunque allí la afectación es menor.

 

"En Disset aconsejamos a nuestros clientes del sector travel que no dejen de comunicar y desarrollar estrategias comerciales"

 

-¿Este golpe puede suponer una reestructuración del sector?¿Van a desaparecer empresas?

-Creo que es muy pronto para hacer pronósticos, pero pienso que, a diferencia de la crisis iniciada en 2007/2008, al ser esta una crisis sobrevenida y tan acentuada, las empresas hemos tomado medidas desde el primer momento (algunas sugeridas / facilitadas por la administración) y eso seguro que ayudará a las empresas que tenían una situación estable antes de este parón a superar el “bache”.

Claro está que en aquellas empresas que tenían problemas antes, esto no hará más que acentuarlos y alguna puede desaparecer, pero entiendo que serán las mínimas. El gran cambio en el panorama de agencias fue en la anterior crisis.

 

-¿Cómo se adapta una empresa como la suya a esta excepcional situación?

-Pues trabajando, trabajando y trabajando. Trabajando ¿en qué? Pues trabajando en garantizar los recursos económicos necesarios en la empresa para superar esta situación. Apoyando a todos nuestros clientes, tanto los que se mantienen activos como aquellos que han tenido que parar su actividad pero podemos ayudarles a preparar el reinicio para que sea lo más fácil posible.

 

Pensando en como será el futuro post crisis COVID’19 para asesorar a nuestros clientes, ayudándoles a prever qué valoraran más sus clientes: ¿seguridad, higiene, servicios a domicilio…?, mostrándoles cómo ha cambiado el consumo de medios; dándoles a conocer qué innovaciones hay en comunicación, etc. Como ve, seguimos trabajando con nuestros clientes desde el asesoramiento, con independencia de la situación en la que nos encontremos.

 

-Dentro de lo malo, ¿Cree que este proceso servirá para activar algo que parecía lejano como el teletrabajo?

-Seguro que sí. Al menos muchas empresas que eran reticentes a probarlo, ahora lo habrán probado “a la fuerza” y podrán valorar si les funciona o en que grado les será útil para implantarlo de forma más o menos habitual (al menos unos días a la semana en determinados puestos). ¡En pocos días, todos nos hemos hecho casi expertos en el uso de plataformas para reuniones virtuales!

 

-Ustedes trabajan mucho ahora en el sector turístico con grandes empresas ¿Cuales son las sensaciones a nivel de Mallorca y a nivel mundial?

 

-Cada día se publican nuevas noticias en los medios y todos los expertos tienen sus puntos de vista, pero yo pienso que va a depender mucho de cuándo se pueda regresar a la normalidad aquí en Mallorca, en España y también en los países emisores de turistas hasta nuestro destino.

 

Sobre las sensaciones que me pregunta, hoy estaba hablando con un hotelero amigo y cliente, y me recordaba que la crisis que vivimos es sanitaria y hasta que no haya una solución sanitaria los turistas no recuperaran la confianza en viajar. Cuando haya una vacuna o cuando sepamos que si enfermamos podemos ir al hospital, nos darán un medicamento, y a los dos días estaremos bien, pues entonces viajaremos con la familia de nuevo. Y creo que tiene toda la razón.

 

Visto así, es muy probable que muchos de nuestros hoteles, y de comercios vinculados al turismo, ni abran ésta temporada. Otros sí, pero será una temporada atípica.

 

-¿Qué tipo de empresas cree que serán las primeras que saldrán adelante y cuáles son las que lo pasarán peor para volver a alzar el vuelo?

 

-Parece obvio decir que las empresas que dependan más del turista extranjero, que desgraciadamente en Mallorca son muchas, serán las que tendrán más dificultades para salir y, en cambio, las que dependan del cliente local serán las primeras.

 

Pero esto tiene trampa. Imaginemos un supermercado que trabaja básicamente con cliente local. Si este cliente local ha perdido su trabajo, ha visto reducidos sus ingresos o simplemente tiene miedo de lo que puede durar la crisis económica, preferirá no gastar tanto, reducirá el consumo. Y esto afectará al supermercado, al restaurante, pero también a los concesionarios de automóviles, a las empresas de reparaciones, a la venta de electrodomésticos… ¡a todos!

 

No sé como hacerlo, pero creo que es vital trasladar la idea de un horizonte despejado una vez pase esta crisis sanitaria. Si se da por perdida la temporada turística, si se van a dejar de contratar 30.000 trabajadores en esta temporada, si… pues pongamos remedios para paliar las consecuencias a estas familias, pero sobretodo despejemos el horizonte. Alguien con credibilidad debería poder decir algo así como “vamos a tardar unos meses en recuperarnos pero a partir de octubre ya deberíamos recuperar la normalidad, por X, por Y y por Z”.

 

Pienso que  la incertidumbre es lo que hace más daño. Debemos apretarnos el cinturón unos meses, pero debemos saber que en 6 meses o en un año volveremos a la normalidad, si no la desconfianza en el futuro puede agravar la crisis económica.

 

"Es vital trasladar la idea de un horizonte despejado una vez pase esta crisis sanitaria"

 

-¿Qué y cómo tienen que seguir comunicando las empresas en estos momentos?

-Depende del sector en el que trabajes. Los que continúan activos deben empatizar con las preocupaciones de sus clientes, dar soluciones y comunicarlas. Volviendo al ejemplo del supermercado, a los clientes les preocupaba el posible desabastecimiento y las posibilidades de contagio, pues deben darse soluciones y comunicarlas. Y además prepararse para el día después. Algunos servicios que se han potenciado ahora como el servicio a domicilio pueden coger mucha relevancia en el futuro.

 

Para las empresas que han tenido que cesar su actividad como aerolíneas, hoteles, agencias de viaje… la comunicación es diferente. Primero está el trabajo y la comunicación de cancelaciones, reprogramaciones, etc. Cuanto más generosos seamos con nuestros clientes ahora más les conseguiremos fidelizar de cara al futuro. Y después está también ir preparando el día después, el reinicio de actividades.

 

Todos debemos comunicar también que estamos haciendo como empresa a nivel interno, y para apoyar aquellos colectivos que más lo necesitan.

 

-Cuando esto pase... ¿Se abrirá una guerra publicitaria para conseguir clientes entre las empresas?

-No creo. Pero yo siempre he dicho que los clientes no son de ninguna agencia. El cliente siempre es libre de elegir. Lo que comenta puede que pase en las grandes multinacionales a nivel estatal o internacional. No creo que pase aquí.

 

-¿Habrá un antes y un después en la comunicación y en la publicidad?

-Por supuesto. Habrá un antes y después en comunicación, publicidad y en todo. Esta crisis creo que a todos nos hará repensar muchas cosas, valorar tal vez lo que antes no valorábamos lo suficiente, y esto seguro que tendrá un reflejo en la comunicación y la publicidad.

 

"Esta crisis creo que a todos nos hará repensar muchas cosas, valorar tal vez lo que antes no valorábamos lo suficiente"

-¿Cree que las medidas económicas que se están articulando desde las administraciones públicas para ayudar a las empresas son suficientes?

 

No, pero espero que las vayan mejorando. Y no lo digo yo. Vemos a la Presidenta Armengol que pide más al Gobierno central y al Presidente Sánchez que pide más a Europa. Por tanto ellos mismos ven que las medidas no son suficientes.

 

Creo que después de esta primera fase de una cierta improvisación, deben empezar a pensar en medidas de calado que realmente garanticen la supervivencia del tejido empresarial y que aceleren la recuperación.

 

A veces cuesta hacerlo entender en Madrid, pero nuestra economía depende totalmente del turismo y nuestros hoteles no son como los de Madrid, hoteles urbanos, que al día siguiente de levantarse la cuarentena pueden abrir con una cierta actividad. La mayoría de nuestros hoteles dependen al 100% de los turistas extranjeros que vienen a pasar las vacaciones en familia y la recuperación no será de un día para otro. La administración debe apoyar ahora a los hoteleros, a todos los empresarios, y por supuesto a los trabajadores que éste año verán reducidos drásticamente sus ingresos para que puedan aguantar sin problemas éste año.

 

"La administración debe apoyar ahora a los hoteleros, a todos los empresarios, y por supuesto a los trabajadores"

 

No me gustaría que algunos hoteleros se vieran ahogados (recordemos que los últimos años las inversiones en reformas para mejorar la planta hotelera en Baleares han sido de record) y se vieran obligados a vender a “precio de derribo” a esos fondos buitres de los que tanto se habla, y que ya están al acecho. Sería un mal negocio para todos. Las administraciones ahora, más que nunca, deben apoyar a nuestros emprendedores y empresarios. O eso pienso yo.

Antoni Pons: "es muy probable que muchos de nuestros hoteles, y de comercios vinculados...
Comentarios