domingo. 14.07.2024

La actividad económica de la eurozona se expandió un 0,3% en el segundo trimestre del año, mientras que el PIB del conjunto de la Unión Europea se mantuvo estable en el mismo periodo, según los datos difundidos este miércoles por la oficina comunitaria de estadística Eurostat.

El organismo estadístico comunitario mantiene así sus estimaciones trimestrales publicadas a finales de julio para los países que comparten el euro y para la UE en su conjunto, así como para España, donde el avance del PIB se confirma en el 0,4% entre abril y junio de este año para Eurostat.

En el primer trimestre de 2023, la actividad económica se había mantenido estable en los países de la moneda única y se había incrementado un 0,2% en los Veintisiete, mientras que en el periodo entre abril y junio de 2022 el PIB había aumentado un 0,6% en la eurozona y un 0,5% en el conjunto de la UE.

Entre los Estados miembros para los que Eurostat dispone de datos, los aumentos del PIB más pronunciados en el segundo trimestre de este año se registraron en Irlanda (3,3%) y Lituania (2,8%), mientras que los retrocesos más agudos tuvieron lugar en Polonia (-3,7%) y Suecia (-1,5%).

En la comparación interanual, Irlanda (2,8%), Rumanía (2,7%), Portugal y Chipre (ambas 2,3%) anotaron los avances más elevados en su PIB frente al segundo trimestre de 2022, en tanto que la actividad económica retrocedió más en dicho periodo en Estonia (-3%), Suecia (-2,4%) y Hungría (-2,3%).

En el caso de la economía española, tras anotar un avance del 0,4% frente al primer trimestre del año, el incremento interanual entre abril y junio fue del 1,8%. 

El PIB de España creció un 0,4% en el segundo trimestre