martes. 09.08.2022
DATOS

Los precios siguen locos en Baleares pero un poco menos que en el resto de España

La inflación se disparó en junio en Baleares hasta el 9,7% en tasa anual y en España hasta el 10,2%

 

La inflación se disparó en junio en Baleares hasta el 9,7% en tasa anual y en España hasta el 10,2%,  alcanzando así en todo el país  su nivel más alto desde abril de 1985, tal y como ha confirmado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

En mayo, la inflación balear fue del 8,2%, por debajo del 9,7% de junio. El incremento interanual de los precios en todo el país, un punto y medio superior al de mayo (8,7%), ha sido impulsado principalmente por el encarecimiento de carburantes y alimentos frescos.

 

Eliminados de la cesta de la compra los elementos más volátiles (alimentos frescos y energía), la inflación subyacente aumentó seis décimas respecto a mayo y se situó en el 5,5%, la tasa más elevada desde agosto de 1993.

 

Sin tener en cuenta las últimas variaciones de impuestos, el IPC habría registrado un aumento interanual del 11,1% en junio, casi un punto más que el IPC general.

 

En concreto, el precio de la electricidad subió en junio un 33,4% y, sin tener en cuenta las últimas variaciones de impuestos sobre la luz, el incremento sería del 52,7%, casi veinte puntos más.

 

CARBURANTES Y FRESCOS SIGUEN TIRANDO DE LA INFLACIÓN

El transporte fue el grupo que más empujó la inflación en junio, con un aumento de los precios del 19,2 %, más de cuatro puntos por encima de mayo, debido al mayor encarecimiento de los carburantes y lubricantes.

 

Le siguieron de cerca los alimentos y bebidas no alcohólicas, con un alza del 12,9%, casi dos puntos superior a la del mes anterior y la más alta desde que comenzó la serie histórica en 1994.

 

En este grupo, tiraron para arriba de la inflación las frutas, legumbres, hortalizas, carne, pan, cereales, leche, queso y huevos, mientras que en sentido contrario, redujeron los precios aceites y grasas.

 

La vivienda también aumentó sus precios el 19%, un punto y medio más, por el mayor encarecimiento de los combustibles para calefacción y de la electricidad; mientras que los hoteles, cafés y restaurantes los elevaron el 7,2%, nueve décimas más y también la tasa más alta del histórico (1994).

 

Durante junio, los precios subieron el 1,9% (frente al 0,8 % de mayo), la tasa más elevada en un mes de junio desde 1977.

Los precios siguen locos en Baleares pero un poco menos que en el resto de España
Comentarios