domingo. 21.07.2024

Los seis grandes grupos de infraestructuras a nivel nacional ganaron de forma conjunta 1.286 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 62,7% más que hace un año, y todas ellas reportaron beneficios después de que OHLA consiguiera dejar atrás los números rojos.

En la primera mitad del año, Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHLA y Sacyr ingresaron 28.870 millones de euros, cifra que también arroja un incremento superior al 11% con respecto al que contabilizaron en el mismo periodo del año anterior.

El mayor beneficio del periodo correspondió a Acciona, que ganó 467 millones, lo que supone más que duplicar la cifra del año anterior, gracias al buen comportamiento de todas sus líneas de negocio, especialmente infraestructuras. Sus ingresos crecieron un 36,3% hasta los 7.056 millones gracias al negocio de infraestructuras y la consolidación de la compañía de aerogeneradores Nordex, de la que Acciona controla el 47,08%.

ACS, por su parte, logró un beneficio de 385 millones, un 16,7% más, impulsada por la contribución de su participada de concesiones Abertis, que alcanzó los 95 millones, y el crecimiento de su negocio de construcción en casi un 25%. Los ingresos del grupo presidido por Florentino Pérez alcanzaron los 17.033 millones, el 10,5% más, y la cartera se situó en máximos históricos con 72.484 millones gracias al volumen de adjudicaciones logradas en Estados Unidos.

La compañía acaba de cerrar con Mundys (antigua Atlantia) un nuevo acuerdo de colaboración para Abertis que recoge un nuevo esquema de gobernanza más equilibrado entre los dos socios y un plan de inversiones para promover el crecimiento de la concesionaria, a la que ACS ha transferido un 56% de la autopista SH288 en Houston (Texas, EE. UU.) .

FCC, controlado por el multimillonario mexicano Carlos Slim, ganó 256 millones en el semestre, lo que supone un crecimiento del 13%. El grupo elevó sus ingresos hasta los 4.319,8 millones, un 20,5% más, apoyado en todas las áreas de negocio y destacando la contribución de las actividades relacionadas con la construcción (cemento y construcción), así como el incremento en el área de agua,

Ferrovial, que ya tiene su sede en Países Bajos, obtuvo un beneficio neto de 114 millones, el doble que el año anterior, impulsado por los mayores ingresos y márgenes registrados en sus activos de infraestructuras. Sus ingresos ascendieron a 3.940 millones, un 12,2% más, con crecimientos en todas las líneas de negocio, pendiente de que debute en la bolsa norteamericana antes de que acabe el año.

Sacyr ganó 64 millones, lo que arroja un crecimiento del 52%, gracias, fundamentalmente, a la aportación del negocio concesional del grupo, que aporta ya el 90% del ebitda. Por su parte, la cifra de negocios cerró junio en 2.164 millones, el 0,4% menos. Tras vender su división de Servicios por casi 500 millones, la compañía abordará distintas opciones para impulsar el crecimiento de su negocio de agua y espera presentar en 2024 un nuevo plan estratégico tras haber superado el actual con casi tres años de anticipación.

OHLA volvió a beneficios en el primer semestre del año al ganar 0,6 millones, frente a los números rojos por importe de 60,7 millones de un año antes, gracias a la evolución del negocio y sustentado en un incremento de las ventas, que crecieron un 11,8% hasta los 1.412,4 millones,

El grupo, controlado por los hermanos mexicanos Amodio, tiene previsto cerrar en la segunda mitad del año la venta del negocio de Servicios (Ingesan) y su 25% de la concesión de un hospital en Montreal (Canadá). No obstante, fija para el próximo año la enajenación de su 50% en el complejo Canalejas de Madrid. 

Las grandes constructoras se embolsaron 1.300 millones en el primer semestre