jueves. 29.09.2022
FISCALIDAD

Calviño, en Palma: 'Bajar impuestos no es lo que hay que hacer ahora'

Calviño ha insistido en que, actualmente, bajar los impuestos es una medida para estimular la demanda y en que el problema actual es de oferta

'La perspectiva y la previsión que tenemos es que España siga siendo uno de los motores de crecimiento de Europa, y Baleares una de las comunidades más dinámicas', ha afirmado.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado este viernes en Palma que una bajada de impuestos como la que pide el PP "no es la medida a adoptar en estos momentos", cuando no hay que estimular la demanda porque "el problema es de oferta".

 

"Desde el punto de vista económico, está claro que esa no es la medida que hay que adoptar en este momento", ha dicho Calviño en una entrevista al programa 'Al día' de la radio autonómica de Baleares IB3, donde ha señalado que la guerra en Ucrania afecta a todos los países de la UE porque están "muy interconectados".

 

La guerra de Ucrania es "el elemento fundamental que genera incertidumbre, según Calviño y que afecta a todas las economías europeas y que, aunque España no esté "en primera línea ni en cogida de refugiados ni en dependencia energética está afectando sobre todo a través del alza de los precios". "Tenemos que cuanto antes frenar la inflación porque eso nos va a permitir un crecimiento más estable y más fuerte en los próximos meses y años", ha defendido ante un "shock geopolítico que va más allá de lo energético pero sobre todo afecta a materias primas y energía" y genera disfunciones en las cadenas globales de suministro, cuando la pandemia sigue activa. "Tenemos un problema de oferta internacional, es como una tormenta perfecta que se está produciendo y estamos al principio de un proceso", ha asegurado.

 

Calviño se opone a la bajada de impuestos que reclama el PP atendiendo a la historia y a la crisis del petróleo de los años 70 cuando se adoptaron medidas de compensación para que siguiera la demanda adelante, "lo que generó un alta inflación y más problemas estructurales".

 

Ha defendido las medidas de choque del Gobierno "para apoyar a los sectores más afectados, a las familias y colectivos más vulnerables", con la bajada del precio de la gasolina, "que ya se está notando" y ha pasado de una media de 1,8 a 1,6 €.

 

"En paralelo tenemos que tomar medidas que afecten al precio de la energía más arriba, en los mercados mayoristas y eso es lo que estamos haciendo a nivel nacional e internacional, para atajar las causas de esta tensión económica", ha añadido.

 

Calviño ha insistido en que, actualmente, bajar los impuestos es una medida para estimular la demanda y en que el problema actual es de oferta. "Desde el punto de vista económico, está claro que esa no es la medida que hay que adoptar en este momento", ha afirmado. Ha precisado que en el plan de choque del Gobierno "ya hay bajadas de impuestos pero selectivas, de los precios de la electricidad, del IVA y los impuestos especiales". "En los hidrocarburos hemos optado por un descuento porque es más eficaz que una bajada de impuestos", ha señalado.

 

"Sí estamos actuando para bajar las cargas fiscales pero de forma selectiva y tratando de ser lo más eficaces posibles", ha recalcado. "No veo ninguna buena razón para no apoyar un plan de respuesta que moviliza 16.000 millones de euros de recursos púbicos y va a ayudar a las familias, los sectores industriales más afectados, a acelerar el despliegue de renovables y ayudará que cuanto antes tengamos autonomía estratégica", ha incidido. Sobre la posición del PP ha dicho: "Tengo la esperanza de que, con el cambio de liderazgo en el PP se dé otra actitud".

 

Ha recalcado que "de momento el tono ya es más constructivo, se puede hablar" y ha alabado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo se reunieran el jueves. "Ya es una buena noticia y que haya una relación cordial. Vamos a ver si eso se puede trasladar a actos concretos y se baja el grado de crispación instalado en la vida política española, que no ayuda en absoluto y que la mayoría de los ciudadanos rechazan", ha añadido.

 

En relación con las previsiones de crecimiento del Gobierno, Calviño ha explicado que el Gobierno está terminando de perfilar el cuadro macroeconómico para plantearlo a Bruselas. Ha apuntado a los análisis de los distintos organismos: "El impacto de la guerra de Ucrania puede suponer una ralentización de esa fuerte recuperación que ya teníamos pero no la pone en riesgo". Ha mencionado las previsiones del Banco de España, que espera un crecimiento del 4,5 % en España, "que es un crecimiento fuerte".

 

"La perspectiva y la previsión que tenemos es que España siga siendo uno de los motores de crecimiento de Europa, y Baleares una de las comunidades más dinámicas", ha afirmado.

Calviño, en Palma: 'Bajar impuestos no es lo que hay que hacer ahora'
Comentarios