lunes. 03.10.2022
FINANCIACIÓN

Europa urge a la banca a no pagar dividendos para prestar dinero a hogares y empresas

La declaración de los ministros insta también a las aseguradoras a "la suspensión temporal de toda distribución de dividendos discrecional, y a actuar en el interés de los consumidores"

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) instaron a los bancos a dejar de pagar dividendos y usar ese capital para dar crédito a hogares y empresas ante la pandemia de coronavirus, al tiempo que pidieron flexibilidad en la regulación ante una situación extraordinaria.

En una declaración aprobada tras una reunión informal por videoconferencia, los ministros consideran "crucial" que los bancos sigan financiando a hogares y empresas, incluidas pymes, y defienden que para ello se haga un "uso total de la flexibilidad" que permiten las normas prudenciales y contables comunitarias.



En este momento, tener suficiente financiación para cubrir las presiones financieras es "vital" para la economía, dice la declaración, que alaba las recomendaciones adoptadas por los supervisores y reguladores comunitarios en este sentido.



"Urgimos a todos los bancos que todavía no hayan decidido hacerlo a abstenerse de distribuir dividendos durante este periodo y usar el capital liberado y los beneficios disponibles para extender crédito u otras necesidades financieras urgentes derivadas de esta crisis a sus consumidores, de modo que se preserve la actividad económica", apuntan los ministros.



La petición de los Estados llega después de que el Banco Central Europeo (BCE) recomendase en marzo a la banca privada de la eurozona no pagar dividendos de los años 2019 y 2020 al menos hasta el 1 de octubre de 2020 y no recomprar acciones propias con el fin de conservar capital y poder apoyar a la economía. Muchas entidades ya han anunciado que seguirán esta directriz.



La declaración de los ministros insta también a las aseguradoras a "tomar a tiempo medidas amplias para mantener su posición de capital, incluida la suspensión temporal de toda distribución de dividendos discrecional, y a actuar en el interés de los consumidores", tal y como ya les ha recomendado la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones (EIOPA).



Los países saludan que el BCE, la Comisión Europea, la Junta Única de Resolución, la Autoridad Bancaria Europea o la Autoridad Europea de Valores y Mercados hayan dado guías sobre cómo aplicar la regulación de las entidades financieras en estas "circunstancias excepcionales", así como que se hayan flexibilizado los plazos para que las entidades remitan su información contable.



En este sentido, piden que las autoridades sigan un enfoque "ambicioso y coordinado" a la hora de dar más indicaciones sobre cómo utilizar la flexibilidad disponible con el fin de tener en cuenta las distintas iniciativas a nivel nacional y garantizar igualdad de condiciones entre Estados.



"Flexibilidad no significa que vayamos a deshacernos de todas las regulaciones necesarias desarrolladas tras la quiebra de Lehman Brothers y la crisis financiera. Pero es un paso que encaja con la situación especial en que estamos y que ayudará a las empresas europeas", dijo el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, en una declaración en vídeo.



Los ministros aseguran que seguirán vigilando la situación y coordinando las medidas europeas y nacionales. "Si es necesario, estamos listos para tomar más acciones, incluidas medidas legislativas si es apropiado, para mitigar el impacto del COVID-19", concluye la declaración.



Entre otras medidas, los supervisores y reguladores financieros de la UE han suavizado ciertos requisitos: el BCE ha relajado temporalmente los requisitos de capital, la Autoridad Bancaria Europea ha ampliado los márgenes para la presentación de informes y pospuesto los test de estrés, en tanto que la EIOPA ha indicado cómo flexibilizar las normas de supervisión para las aseguradoras.

Europa urge a la banca a no pagar dividendos para prestar dinero a hogares y empresas
Comentarios