jueves. 29.09.2022

 

El Govern presidido por Francina Armengol confía que la nueva ley de la oficina anticorrupción pueda ser tramitada en el parlamento antes de que acabe este año 2015, entrando en vigor a mediados de 2016.

 

A este respecto, la Consellera de Participación, Transparencia y Cultura, Esperança Camps i Barber, ya esta trabajando en el borrador de una normativa que pretende ser una herramienta clave para prevenir, analizar e investigar posibles casos de corrupción en las administraciones públicas.

 

La oficina anticorrupción dependerá del Parlamento y su Presidente será elegido por la cámara autonómica, teniendo colaboración absoluta de la fiscalía anticorrupción.

Como ejemplo de su funcionamiento detectaría de manera automática si un Organismo de la Administración Autonómica contrata a una empresa por encima de la media,  aumentando la probabilidad de destapar casos de uso ilegal de fondos públicos.

 

Además, todos los ciudadanos tendrán la posibilidad de presentar una denuncia sobre la sospecha de prácticas ilegales por parte de la administración.

Se trabaja a contrarreloj en la nueva ley de la oficina anticorrupción
Comentarios