domingo. 14.07.2024

"Nuestra economía crece. Lo hace de manera sólida, mostrando un dinamismo que la convierte en referente. No lo digo yo. Lo dicen agentes económicos y analistas de entidades públicas y privadas de máximo prestigio. También lo apuntaba la patronal CAEB la semana pasada: “La economía balear ha alcanzado la velocidad para seguir avanzando sin grandes fricciones”. Así ha sacado pecho la presidenta, Francina Armengol en materia económica en el debate del estado de la atonomía.


 

De hecho asegura que "nos podríamos quedar con el hecho de que nuestro crecimiento económico es el más alto del Estado. O podríamos presumir de la reactivación del consumo, la aceleración de la inversión o de contar con las mejores previsiones económicas de España. Pero todo eso sería estéril si no consiguiéramos que las cifras macroeconómicas se vayan trasladando a la realidad del día a día de nuestros ciudadanos y de nuestras empresas".

 

La presidenta ha recalcado diferentes hechos para refrendar su diagnóstico económico como: "el optimismo empresarial tiene cifras sólidas. Se incrementa el número de sociedades y las que nacen lo hacen con una inversión un 25% más alta. La facturación del comercio sube, como también lo hace la producción industrial. Y las exportaciones se duplican. Ahora, además, nuestro empresariado tiene las expectativas de negocio más altas desde 2013, mientras la tranquilidad de las familias y los incrementos salariales aceleran el consumo".


 

Además afirma que "esta situación se refleja claramente en la creación de empleo. Las Illes Balears no sólo son la primera comunidad que ha recuperado los valores de afiliación en la Seguridad Social anteriores a la crisis, sino que ahora tenemos 47.000 trabajadores más. Nuestra economía está generando empleo como nunca, atrae inversiones y proyectos, y capta talento. Genera confianza y riqueza".


 

Armengol ha indicado también que la riqueza que genera la economía se reparte  porque la economía y los salarios han dejado de ser patrimonio exclusivo de las empresas y de los mercados. A diferencia del anterior, este Govern ha querido ser un agente activo a la hora de influenciar en la mejora de sueldos y de las condiciones laborales de los trabajadores y las trabajadoras. Hemos mediado en el convenio del sector del comercio y, hace pocos días, en el de hostelería, que permitirá a 137.000 trabajadores conseguir una subida de salario del 17% en cuatro años, la más alta acordada nunca en esta tierra entre empresarios y sindicatos. Somos así una referencia para todo el Estado. Un ejemplo de cómo el diálogo contribuye a la generación de riqueza".

 

 

"Miren, este septiembre 14.531 trabajadores de estas islas llevaban más de un año en paro. Son muchos. Demasiados. Pero son 8.000 menos que cuando llegamos. 8.000 personas que han dejado de estar condenadas a la incertidumbre de un paro crónico. Y las que quedan, lo decía antes, todavía son demasiadas. Por eso no pararemos hasta conseguir nuestro objetivo de legislatura: reducir un 60% el paro de larga duración."ha afirmado.

"Nuestro crecimiento económico es el más alto del Estado"