domingo. 26.05.2024

Ya hace semanas que la presidenta del Govern, Francina Armengol viene repitiendo el mismo mantra; no es momento de pensar en fiestas por que los datos de contagios no son buenos sobre todo en Mallorca.

Y es que solo ayer se notificaron 317 casos positivos mas y la tasa de positividad rozó el 8%. El puente de la Constitución parece que está pasando factura y el Govern parece dispuesto a tomar las medidas más duras que sean necesarias para garanitzar un mayor control sobre la pandemia en la isla.

 

Tanto es así, que todos los medios de comunicación dan por descontado que el ejecutivo autonómico adoptará este lunes nuevas restricciones en la mayor de las Baleares. De hecho, Mallorca que hasta ahora se encontraba en la fase 3 podría pasar a la fase 4, la de mayor riesgo epidemiológico contemplada por el 'semáforo' del Govern.

 

La entrada en esta fase sería un golpe durísimo añadido al sector de la restauración ya que en ella se prevé que los restaurantes y bares no puedan acoger a clientes en su interior y que en terrazas el aforo máximo sea del 50% de la capacidad.

 

En el plano personal los cambios son importantes ya que no se permiten las reuniones en espacios interiores a no ser que las personas sean convivientes y en espacios abiertos serían de un máximo de 6 personas.

 

El toque de queda se mantendría entre las 22 y las 6 horas y, ojo, se habla de nuevo de confinamientos perimetrales. En cuanto a los espectáculos el aforo quedaría como hasta ahora en un 45% en los cines y en un 50% en los teatros.

 

Otra novedad sería el cambio a la hora de fumar ya que volvería a estar totalmente prohibido hacerlo en espacios públicos en cualquier circunstancia.

 

Todas estas medidas, son mínimos previstos en este caso que el Govern podría endurecer aún más. Lo que si se da por seguro es que estas nuevas medidas entrarían en vigor casi de forma inmediata esta próxima semana.

Mallorca, abocada a nuevas restricciones por el Coronavirus