domingo. 02.10.2022
DATOS

La economía balear sigue lanzada

El Govern dice que en 2018 se creció un 2,8% y prevé un incremento muy similar para el presente año

El PIB de las Islas Baleares cerró 2018 con un crecimiento del 2,7%, de acuerdo con las estimaciones de la Dirección General de Empleo y Economía, un dato que confirma cuatro años seguidos de crecimiento elevado del PIB, por encima de los datos registrados en el conjunto de España (2,5%) y de Europa (1,8%).

Se trata de la mayor etapa de crecimiento económico del territorio, la más prolongada desde la entrada del euro y muy superior a la anterior fase expansiva. El crecimiento acumulado de las islas entre 2015 y 2018 es del 14,1%.

 

En el actual contexto de expansión económica, todos los sectores registran incrementos. El sector de servicios y el de la construcción son los que más variación positiva aportan, con 2,7% y 3,5% respectivamente.

 

Cabe destacar el impulso que están registrando el sector de la industria y el agropesquero, el primero con un aumento del 1,4% en 2018 y un crecimiento acumulado del 8,2% entre 2015 y 2018, y el segundo con un incremento del 0,9% en 2018 y un acumulado de 4,9%.


El crecimiento económico también se ha registrado en cada una de las islas, que crecen a un ritmo del 2% o superior y muestran el mayor crecimiento del VAB desde la entrada del euro. Así, el PIB de Mallorca en 2018 ha sido de 2,6%, con un crecimiento acumulado del 14% en el último cuatrienio, Menorca ha crecido un 2% y concatena 4 años consecutivos de crecimientos superiores o iguales al 2% y un acumulado de 12,1% de crecimiento económico desde 2015.

En el 2018, Ibiza y Formentera han cerrado con un crecimiento del 3,5%, muy por encima de la media nacional y casi el doble de la Unión Europea. La economía pitiusa se encuentra un 16,2% por encima del valor de 2015.


El buen resultado de 2018 permite comenzar 2019 con elementos positivos que hacen prever la continuidad del crecimiento y un PIB del 2,7%, de acuerdo con estimaciones iniciales de la Dirección General de Empleo y Economía.

 

Entre los factores que permiten mantener el optimismo destacan la actividad turística, con un adelanto de la llamada de los fijos discontinuos un 2,6% superior a 2018, a pesar de la Semana Santa tardía; el indicador del gasto turístico, que en enero de 2019 es casi un 20% superior respecto al mismo mes del año anterior, o el consumo en comercio minorista, cuyo índice es un 2,7% mayor.



El conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, que ha comparecido en rueda de prensa para dar a conocer la evolución del PIB ha explicado que, a diferencia de otras etapas de crecimiento, la actual destaca por ser más intensa e inclusiva, ya que los datos muestran la robustez de los indicadores, junto con un aumento del empleo de calidad, con puestos de trabajo mucho más estables y con mejores retribuciones salariales que, por primera vez, se sitúan por encima de la media española.



El titular de Trabajo explicó que "la base de un diálogo social fuerte permite redistribuir mejor la riqueza. En este sentido, los agentes económicos y sociales han sido responsables y, al lado de la hoja de ruta económica pactada en las diferentes mesas, han permitido mejorar la situación del conjunto de la ciudadanía. Este es el factor diferencial del intenso crecimiento económico balear, que se ha producido en un contexto de creación de empleo de calidad con incrementos salariales pactados entre patronales y sindicatos ".



El conseller ha afirmado que aún queda mucho trabajo por hacer en el camino de combatir la precariedad, pero ha adelantado que "en 2019 veremos como los salarios siguen incrementándose gracias a los acuerdos salariales, lo que demuestra que la distribución de la riqueza no está reñida con una mayor productividad y competitividad y que produce una mayor reactivación del consumo. Así, conjugar crecimiento intenso e inclusivo es clave si queremos una sociedad más justa”.

La economía balear sigue lanzada
Comentarios