sábado. 28.01.2023
ENCUESTA

Inés Arrimadas y Alberto Garzón, los políticos que los baleares quieren como jefes

Según la encuesta realizada por Adecco llama la atención que pocas figuras de la política regional se cuelan en el ranking general balear y lo hacen con poca representación
/img/periodico/img_20744.jpg

Muchas son las maneras de valorar el trabajo político de nuestros representantes y varios son los barómetros que puntúan el desempeño de la clase política española. Pero, ¿cómo verían los trabajadores españoles y baleares depender directamente de una de estas figuras en su ámbito laboral?, ¿a las órdenes de quién preferirían trabajar?  

Es por ello que Adecco, líder en Recursos Humanos, ha querido tomar el pulso a la realidad política vista desde el lado más laboral y por ello ha realizado una encuesta a más de 2.100 españoles en activo. -160 de ellos baleares- para saber a qué político les gustaría tener como superior y comparar estos resultados con los obtenidos un año atrás, cuando el panorama político era bien diferente.

 

Y, por encima de todos ellos, la más votada ha sido la presidenta de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, la cual sería el jefe ideal para el 26,5% de los baleares consultados. Arrimadas aparece por primera vez en el ranking, directa al liderazgo.

 

A la diputada del Parlament la acompañan en el pódium el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón (era el más votado un año atrás) y el presidente cántabro Miguel Ángel Revilla, quien sube una posición con respecto a la encuesta de 2017.   

 

Según la III Encuesta Adecco sobre Mejores Jefes y Empresas más felices para trabajar, publicada el año pasado, 9 de cada 10 trabajadores en España creen que un buen jefe es aquel que “se remanga” para sacar el trabajo del equipo adelante.

 

La líder de Ciudadanos en Cataluña y nacida en Jerez de la Frontera, Inés Arrimadas, irrumpe con fuerza en el ranking colocándose directamente a la cabeza con un 26,5% de los votos baleares. Tras ella se coloca el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que este año pasa a ser segundo (un año atrás lideraba el ranking) a pesar de ganar 4,4 puntos porcentuales, para quedarse con el 22,4% de los votos.

 

A la tercera plaza asciende el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que era cuarto en el archipiélago un año atrás. El presidente de la autonomía cántabra no solo gana una posición sino que amplía su porcentaje de votos: un 16,9% frente al 16,1% de un año atrás.

 

Cierran el ranking, el ex presidente del Congreso y actual secretario de Política Federal del PSOE, Patxi López, que ha crecido 4,2 puntos este año y sube hasta la cuarta plaza, y el secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos, Íñigo Errejón, que mejora 2,2 puntos porcentuales y se cuela en el top 5 balear.

 

Desaparecen de estas posiciones privilegiadas con respecto a la primera encuesta el antiguo líder de Izquierda Unida, Julio Anguita, retirado de la actividad política (el año pasado aparecía como el segundo jefe más votado por los baleares); el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (era tercero) y el líder de Podemos, Pablo Iglesias (era quinto).

 

Llama la atención que pocas figuras de la política regional se cuelan en el ranking general balear y lo hacen con poca representación, es el caso de la presidenta socialista del Gobierno balear, Francina Armengol, que aunque aparece en el ranking lo hace con un porcentaje poco significativo.

 

A nivel nacional Inés Arrimadas, se convierte en 2018 en el personaje político que 1 de cada 5 españoles querría tener como jefa (un 22,8% de los votos). Irrumpe en el ranking yendo directamente a la cabeza y desbancando al presidente cántabro Miguel Ángel Revilla, que queda en segunda posición (19,4% de votos; -2,2 puntos porcentuales).

 

También ceden una plaza el líder de la corporación naranja a nivel nacional, Albert Rivera, aunque mejora ligeramente su puntuación con respecto a 2017 (18,7%; +0,3 p.p.), la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quien además de una posición pierde algunos puntos porcentuales (14,9%; -1,7 p.p.), el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón (10,9%; -2,1 puntos porcentuales) y el secretario de Análisis estratégico de Podemos, Íñigo Errejón (9,8%; -3,1 p.p.).

 

A la séptima posición sube el secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, que un año atrás aparecía en noveno lugar (8,7%). A pesar de la subida en el ranking, el líder del PSOE pierde un punto porcentual, que no le ha afectado negativamente debido a las mayores bajadas en popularidad de otros políticos.

 

Sánchez supera por centésimas a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (8,7%) que mantiene posición aunque pierde adeptos (-1,7 p.p.). A continuación, a la novena plaza asciende Miquel Iceta (7,2%). El primer secretario del PSC aparece en esta edición en el top 10 mostrando junto a Arrimadas la importancia que en el último año ha tenido la política catalana en el ámbito nacional. Iceta ha mejorado varias posiciones y ha ganado 1,9 puntos porcentuales.

 

Por último, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, cierra esta clasificación de élite con un 7,8% de votos, que supone la caída de cuatro posiciones en el último año y la pérdida de 4,3 puntos porcentuales.

 

Tras estos primeros puestos aparecen otras figuras destacadas a las que los españoles querrían tener como jefes, como son la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (la primera representante del Partido Popular en aparecer en el ranking), la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el ex presidente vasco y actual secretario de Política Federal del PSOE, Patxi López, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la portavoz en el Congreso del grupo Unidos Podemos, Irene Montero.   

 

Entre los 15 y 20 políticos más votados como posibles buenos jefes quedarían Ana Pastor, Oriol Junqueras, Carles Puigdemont, Alberto Nuñez Feijoo y Andrea Levy.

 

Desaparecen de los primeros puestos algunas personalidades que no están ya en política de manera activa como Julio Anguita (ex coordinador general de IU) o los ex presidentes Jose María Aznar, Jose Luis Rodríguez Zapatero o Felipe González.

Inés Arrimadas y Alberto Garzón, los políticos que los baleares quieren como jefes
Comentarios