domingo. 02.10.2022
ADVERTENCIAS

Hacienda se lanza a por los empresarios que no declaran el efectivo que cobran

Los afectados son básicamente pequeños y medianos comercios como restaurantes o peluquerías

Hacienda se ha embarcado en la tarea de perseguir a los empresarios que, supuestamante, no declararían el dinero en efectivo que cobran de sus clientes. La Agencia Tributaria ha puesto en marcha una campaña masiva de envio de miles de cartas en las que se advierte a los empresarios de la posible existencia de un fraude en este sentido.

 

Así lo ha desvelado esta mañana la Cadena SER que, además ha publicado algunas de estas cartas enviadas en las que se indica al afectado de que la media de lo que ingresa su competencia en dinero en efectivo no se corresponde con lo que realmente este declara como ingresos.

 

La carta recuerda que la Agencia Tributaria dispone de información de las entradas y salidas totales de todas las cuentas bancarias de los contribuyentes, tanto de personas físicas como de entidades. Partiendo de la misma hemos realizado análisis estadísticos referentes a las ratios económicas y sectoriales de los obligados tribgutarios en ciertos sectores económicos.

 

Prosigue exponiendo que "estos datos pueden ser utilizados como indicio de riesgo fiscal cuando pongan de manifiesto inconsistencias entre la información dispinible y las declaraciones de ingresos de la actividad económica o las declaraciones de IVA de los contribuyentes".

 

A continuación la carta expone los datos del contribuyente detallados en cuanto a los cobros en tarjeta y en efectivo indicando si se ajustan o no a las referencias del sector en cuanto a porcentajes.

 

Este tipo de actuación, que se realiza por primera vez se está centrando en pequeños y medianos establecimientos comerciales que tienen portal abierto al público y que suelen registrar una parte importante de los pagos en efectivo. Entre estos se encontrarían peluquerías, restaurantes, cafeterías o centros de ocio.

 

Las cartas aseguran que se trata de una mera comunicación a la que no se debe contestar, ni enviar documentación ni justificar los ingresos. El simple hecho de su envio ya ha provocado un auténtico revuelo entre los empresarios que las ven como una amenaza.

Hacienda se lanza a por los empresarios que no declaran el efectivo que cobran
Comentarios