jueves. 25.07.2024

 

El Consell de Mallorca ya ha materializado a través de un ambicioso plan su intención de recuperar uno de los elementos más característicos de la isla. Hasta el 24 de noviembre los propietarios de los molinos de viento situados en el Pla de Sant Jordi pueden adherirá al programa impulsado y financiado por el Consell para frenar el deterioro de estos importantes elementos patrimoniales. En palabras del presidente, Miquel Ensenyat, "se trata de uno de los planes más ambiciosos; entre otras cosas porque es imprescindible frenar el deterioro que la mayoría de los molinos sufre ". De esta manera, el compromiso de se recuperar una parte importante del patrimonio industrial de la isla, así como una de las imágenes más características de Palma y también de Mallorca. De hecho, sólo en esta zona hay hay 1070 molinos documentados, "lo que hace que nos encontramos ante el parque eólico más grande de Europa".

 

Además, según Ensenyat, "los molinos son una de las primeras estampas que nuestros visitantes reciben de Mallorca. Sin embargo, no lo hemos pensando en los turistas, sino sobre todo con las nuevas genracions porque tengan la posibilidad de conocer y valorar lo que nuestros abuelos fueron capaces de hacer ". Aunque los molinos de viento han perdido su utilidad para la agricultura, son una parte integrante del patrimonio cultural de Mallorca. Actualmente quedan alrededor unos 3.300 molinos en la isla.

 

Precisamente, el objetivo de la convocatoria, que acabará día 24 de noviembre, es "promover la restauración y posterior puesta en valor de los molinos de viento respetando la tipología originaria y potenciando la utilización de las técnicas y los materiales tradicionales", ha señalado la directora insular de Patrimonio, Kika Coll. A trav es de este departamento, se canalizarán las ayudas. En concreto, "el Consell de Mallorca subvencionará a las personas propietarias de los molinos el 100% de la restauración de la torre, el lavadero y el mecanismo" aseguró Coll. Por el contrario, la propiedad del molino deberá mantener y habrá de permitir las visitas públicas y gratuitas, previa solicitud. Entre los años 2017 y 2019 el Consell de Mallorca destinará un total de 1.109.186,84 euros repartidos en las siguientes anualidades: 2017, 109.186,84 €. 2018, 500.000 €. 2019, 500.000 €. El Gobierno aportará 250.000 € con cargo a los fondos del Impuesto de turismo sostenible.

 

Paralelamente, se ha puesto en marcha una campaña de apadrinamiento para que empresas o particulares puedan participar. Además hay un marcha un Ppograma para restaurar el patrimonio histórico. En este caso, el Consell Insular de Mallorca se hará cargo de redactar el proyecto técnico de restauración, así como de la mano de obra para ejecutar los proyectos. El programa contempla la Estauracio arquitectónica y de la maquinaria de una serie de elementos que forman parte del patrimonio histórico (molinos, norias, almazaras y bodegas); y de la industria extractiva (salineras). Una segunda modalidad incluye la restauración de máquinas, carros y / u otros utensilios relacionados con la industria y / o la agricultura. Una vez restaurado, la persona o la entidad propietaria del bien debe permitir que se hagan visitas públicas y gratuitas por un periodo de diez años.

 

El plan de recuperación de los molinos de Sant Jordi ya es una realidad