martes. 04.10.2022
EMPLEO

El empleo en Baleares sigue sin recuperarse un año después del inicio de la pandemia

La tasa de paro en las islas llega al 18,8% en el primer trimestre del año lo que supone 116.800 desempleados

 

Baleares tenía en el primer trimestre de este año 502.000 personas con trabajo y 116.800 desempleados, lo que sitúa la tasa de paro en el 18,8 % de la población activa del archipiélago.



En relación al periodo enero-marzo de 2020, cuando se declaró la pandemia de coronavirus, el empleo ha decrecido un 0,2%, mientras que en comparación con el último trimestre del año pasado la ocupación laboral ha caído un 4,16%.



El número de parados ha subido en Baleares un 4,36% respecto al año pasado, con 4.900 personas desempleadas más, y en comparación con el trimestre anterior ha aumentado un 6,33%, al crecer en 7.000 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA).



En el conjunto de España, el número de ocupados disminuyó en 137.500 personas, hasta los 19.206.800 trabajadores, durante el primer trimestre del año, marcado por el impacto de la tercera ola de la pandemia y la nevada Filomena.



De acuerdo a los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de desempleados disminuyó en 65.800 personas y se situó en 3.653.900, marcando el mayor descenso en un primer trimestre del año de las dos últimas décadas y dejando la tasa de paro en el 15,98%.



El descenso tanto del número de ocupados como del de parados fue posible porque se redujo en 203.400 personas la población activa, es decir, aquellas en edad de trabajar que tienen un empleo o lo están buscando, hasta situarse en 22.860.700.



En términos interanuales, el empleo se había reducido en 474.500 personas respecto al primer trimestre de 2020, mientras que el paro había aumentado en 341.000, debido a que 133.500 personas se habían ido a la inactividad.



Dentro de los 19,2 millones de empleados del mercado laboral, más de 1,96 millones se encontraban ausentes de su empleo durante el primer trimestre del año, 75.000 más que a cierre de 2020.



Este aumento se debió a que, aunque se redujeron en 80.000 los incluidos en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), aumentaron los que estuvieron de vacaciones, enfermos o afectados por el temporal Filomena.



De esta forma, explica el INE, el número de horas trabajadas descendió un 1,56%, al tiempo que aumentó el número de personas que teletrabajaron más de la mitad de los días, del 9,9% al 11,2%.



La ocupación disminuyó durante el primer trimestre tanto entre los hombres (84.800 menos) como las mujeres (52.800), así como entre los nacionales (66.400) y los extranjeros (71.100) y, por edades, aumentó sólo entre los de más de 55 años (8.800).



Por sectores, el descenso de la ocupación estuvo sostenido por los servicios (83.400 ocupados menos) y la industria (51.500) principalmente, aunque también en la construcción (18.500), y pese al incremento registrado en la agricultura (15.800 ocupados más).



La ocupación aumentó en 18.300 personas en el sector público, hasta marcar un máximo con casi 3,4 millones de empleados públicos, y disminuyó en 155.800 en el privado, tanto entre los autónomos (12.300 personas menos) como entre los asalariados (137.300 menos).



Entre estos últimos, el descenso del empleo se concentró en los temporales (168.600 menos), ya que aumentaron los indefinidos (31.300 más), lo que redujo la tasa de temporalidad al 23,8%.



El empleo a tiempo completo se redujo en 34.500 personas y el parcial, en 103.000, lo que dejó recortó la tasa de parcialidad al 14,04%.

 

El empleo en Baleares sigue sin recuperarse un año después del inicio de la pandemia
Comentarios