sábado. 20.07.2024

El Real Club Náutico del Puerto de Pollença renovará la concesión por 35 años, con una inversión de 6,98 millones de euros y un canon de 454.174 euros anuales.



El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha presentado el otorgamiento de un nuevo título concesional que irá al Consell de Govern del viernes próximo y ha señalado que con él se garantizarán "la función social, la promoción del deporte y la seguridad jurídica", ha informado el departamento autonómico en un comunicado.



Con la renovación, aprobada por el consejo de administración de Puertos de las Islas Baleares (PortsIB), la instalación se adapta a la Ley de Puertos 10/2005, una vez la ratifique el Consell de Govern.



Pons ha destacado que la concesión está ligada a inversiones, algo que, junto con los cánones de los otros puertos, se traducirá en que la entidad PortsIb consiga unos ingresos de 9'8 millones anuales.



Las inversiones acordadas suponen que el RCN de Pollença modernizará sus instalaciones y servicios para que pueda seguir siendo referente de la náutica deportiva y social de calidad en la zona norte de Mallorca, al tiempo que motor del deporte náutico, "todo ello sin necesidad de ampliaciones ni consumir más territorio", señala la nota.



El nuevo título que se otorgará implica que el RCN del Puerto de Pollença se compromete a garantizar servicios de calidad para los usuarios e impulsar la náutica social y el deporte, a abonar a PortsIB un canon de 454.175 euros anuales frente a los 20.770 anuales anteriores.



Igualmente, se compromete a realizar inversiones por un total de 6.981.664 euros, de los que ya se han ejecutado obras por 794.160 euros.



El título concesional inicial se otorgó por Orden Ministerial de 26 de mayo de 1962, posteriormente fue modificado y refundido por la ampliación del puerto con un nuevo título en febrero de 1987, que es el vigente. Como el resto de concesiones portuarias, finalizaba anticipadamente en julio de 2018 por la aplicación de la Ley de Costas de 1988, con lo que la renovación evita el abandono de la gestión del puerto por parte del Real Club Náutico.



Las principales actuaciones son la remodelación del acceso al club náutico (ejecutada); un nuevo travelift (ejecutada); mejoras en el muelle exterior y refuerzo del rompeolas; la prolongación de pantalanes para mejorar manga; la mejora del muelle de espera; la sustitución de losas en los pantalanes; la mejora de los servicios y suministros y de los nuevos edificios e instalaciones sociales, y la mejora de la eficiencia energética de los edificios.



Con esta adaptación sólo falta un puerto, el de Can Picafort, por adaptarse a la Ley de Puertos, cuya concesión está previsto que se apruebe antes de final de año, poniendo fin al proceso de adaptación de los 29 puertos afectados por fin de concesión en 2018.

El Club Náutico de Pollença invertirá 7M€ en modernizar sus instalaciones