sábado. 13.08.2022
DATOS

Cerca 125 empresas Baleares deben informar sobre las actuaciones contra sobornos

La nueva normativa ha sido aprobada por el Congreso y afecta a empresas o grupos societarios con 500 trabajadores o que sean entidades de interés público

Cerca de 125 empresas de Baleares tendrán que suministrar información detallada sobre sus actuaciones contra la corrupción y el soborno, sus medidas en favor de la igualdad de género y los efectos de su actividad en el medio ambiente, ha señalado el presidente de los Auditores de Cuentas de Baleares, Julio Capilla.


En el conjunto del país, unas 2.000 sociedades se verán obligadas a elaborar cada ejercicio este estado de información no financiera (EINF) y presentarlo en el Registro Mercantil junto con las cuentas anuales de la sociedad, según establece la ley que modifica el Código de Comercio.



La agrupación territorial de Baleares de los Auditores informa que la nueva normativa ha sido aprobada por el Congreso de los Diputados y afecta a empresas o grupos societarios con 500 trabajadores o que sean entidades de interés público con independencia de su tamaño.



En caso de que no sean de interés público, deben cumplir los siguientes requisitos: que el activo consolidado supere los 20 millones euros, que el importe neto de la cifra anual de negocios sobrepase los 40 millones euros y que el número medio de trabajadores sea superior a 250.



Capilla ha advertido de que si estas entidades de Baleares, obligadas por esta ley a elaborar este informe, no presentan o verifican la información no financiera, podría suponer la no inscripción en el Registro Mercantil de las cuentas anuales y el resto de información que las entidades están obligadas a depositar, con el consiguiente perjuicio para la entidad y sus administradores.



Según ha explicado, la modificación del Código de Comercio tiene como objetivo medir, supervisar y gestionar el rendimiento y el impacto de las compañías en cuestiones sociales, medioambientales y relativas al personal, brecha salarial, respeto de los derechos humanos, asuntos relativos a la lucha contra la corrupción y el soborno.



Por tanto, las empresas de Baleares deberán incluir las políticas de personal; medidas adoptadas para garantizar la igualdad de género, condiciones de trabajo, respeto de los derechos de los trabajadores, salud y seguridad en el lugar de trabajo, política de diversidad en el consejo de administración, etcétera.



"Las firmas de auditoría baleares -ha dicho Capilla- van a jugar un papel clave para garantizar la calidad de la información no financiera gracias a sus equipos multidisciplinares y capacitación técnica, ya que la Ley obliga a verificar la información, incluida en el EINF, por un prestador independiente de servicios de verificación".



El presidente de los Auditores de Baleares ha manifestado también que, al mismo tiempo, supone un "enorme reto" para los responsables de gobierno de estas entidades y los profesionales que contraten para realizar el trabajo de verificación debido al contenido de la información y el "apretado calendario" para dar cumplimiento a estas obligaciones.



En este sentido, la Agrupación Balear de Auditores del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE) organizará el próximo 28 de febrero una sesión-conferencia para explicar las implicaciones del estado de información no financiera (EINF).



La jornada, que se desarrollará en la sede de los Auditores de Baleares, está abierta no sólo a los censores jurados, sino también a gestores, administradores y directivos de empresas.

Cerca 125 empresas Baleares deben informar sobre las actuaciones contra sobornos
Comentarios