martes. 09.08.2022
DEBATE DE POLÍTICA GENERAL

Armengol promete el presupuesto más alto de la historia para combatir la crisis

También ha adelantado que se aprobará un plan de choque de 72 millones de euros que beneficiará a 30.000 trabajadores, además del alargamiento de un año de la carencia de los créditos de ISBA

Balears dispondrá para el 2021 del presupuesto más alto de toda su historia. Así lo ha anunciado la presidenta del Govern, Francina Armengol, en el discurso que ha pronunciado durante el debate de política general, que se celebra entre hoy martes y mañana miércoles en el Parlament de les Illes Balears.

 

La Comunitat Autònoma de les Illes Balears tendrá un techo de gasto no financiero de 4.726 millones de euros, un 7,8% más que el 2020, para afrontar «la crisis más dura», generada por la pandemia de COVID-19, y que servirá para «reforzar los pilares del estado del bienestar, nuestra salud pública y nuestros servicios esenciales», así como para «garantizar los mecanismos de protección social» y para promover la reactivación.

 

«Si una lección nos deja esta pandemia, es que íbamos por el buen camino cuando en 2015 recuperamos el rumbo abandonado en la crisis anterior: el del refuerzo constante de los servicios públicos», ha subrayado Armengol durante su intervención, en la que ha anunciado que el próximo jueves se celebrará una sesión extraordinaria del Consell de Govern para aprobar el techo de gasto.

 

El fin perseguido también es poder generar más actividad con una mayor inversión pública para mejorar la sociedad «y lograr nuestros objetivos de modernización».

 

Armengol ha anunciado también la implantación de nuevas restricciones, como es la reducción del número de asistentes a las reuniones sociales y familiares de diez a seis personas. Esta medida se mantendrá durante el tiempo necesario para doblar la curva y se aplicará solo en Mallorca y en Eivissa. Si se consigue, se podrán «relajar las medidas», como ya se ha hecho en Menorca y se hará en Formentera.

 

La presidenta Armengol ha reivindicado que «la apuesta durante años por reforzar nuestros servicios públicos esenciales se muestra ahora como una fortaleza». En la situación de crisis actual, ha subrayado que la respuesta «no consiste en rescatar a la banca, sino que se trata de proteger a toda la población».

 

Asimismo, ha destacado que no se trata de «reducir prestaciones, despedir a trabajadores y cerrar empresas», sino «de mantener el tejido productivo». La respuesta que hay que dar, ha añadido, «no consiste en expedientes de regulación del empleo sino en expedientes de regulación temporal del empleo, los conocidos como ERTE».

 

Por esta razón, también ha valorado la alineación que hay con el Gobierno del Estado y con la Unión Europea para hacer frente a esta situación, así como el refuerzo del diálogo con las instituciones y los agentes económicos y sociales de las Illes Balears.

 

«A finales de este mes presentaremos nuevas medidas urgentes dentro de un plan de choque extraordinario de 72 millones de euros que beneficiará a 30.000 trabajadores de las Balears», ha anunciado la presidenta, una inversión previa a un nuevo plan de ocupación para cuatro años dotado con 400 millones de euros.

 

Asimismo ha destacado que se alargará un año la carencia de los créditos de ISBA para garantizar la supervivencia de miles de empresas —hasta ahora se han movido 168,2 millones de euros para 1.933 empresas—, y que se pedirá al Estado que haga lo mismo con la línea de avales por COVID del ICO, que ha supuesto 4.000 millones de euros para más de 15.000 empresas de las Illes Balears.

 

Durante su discurso, la presidenta también ha puesto en valor el Pacto de Reactivación Económica y Social, que ya se está ejecutando, así como la intención de crear corredores seguros con países emisores para garantizar un turismo en condiciones de seguridad. Armengol ha aprovechado para recordar la firme voluntad de diversificar la economía de las Illes Balears, a fin de que dejen de depender tanto de un sector concreto.

 

La presidenta ha puesto encima de la mesa la oportunidad que ofrece el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea para las Illes Balears: «A nadie le urge más la recuperación que a la economía más afectada. Y nadie tiene más necesidad de reforzar su resiliencia que unas islas ambientalmente frágiles y que dependen de forma decisiva del sector más perjudicado de la economía mundial».

 

Armengol ha destacado algunos de los proyectos que podrán recibir el apoyo de este fondo, como por ejemplo el tranvía que conectará Palma con el aeropuerto y la conexión entre la plaza de España y Son Espases, con una inyección de 485 millones de euros.

 

Además, ha anunciado la creación de ocho nuevos centros de formación profesional, con una inversión de 60 millones de euros; el desarrollo del Pacto por el Agua, con 600 millones de euros, o la creación de un polo de innovación digital, biomédica y sanitaria, con 169 millones de euros.

Armengol promete el presupuesto más alto de la historia para combatir la crisis
Comentarios