lunes. 08.08.2022
MEDIDAS URGENTES

Armengol presenta su plan para hacer frente a los efectos de la Guerra de Ucrania

La presidenta  anuncia ayudas directas a los sectores más afectados y medidas de protección social

El Govern Armengol ha presentado su plan, con 70 medidas, para hacer frente a los efectos económicos que tiene para Baleares la guerra de Ucrania. Lo ha hecho en el marco del llamado Pacto para la Reactivación y la Diversificación Económica y Social de las Illes Balears.

 

Este documento, según ha indicado el Govern, tiene como objetivo impulsar varias medidas de carácter social, laboral y económico que tienen que contribuir a minimizar los efectos de la guerra, tanto desde el punto de vista humanitario como económico.



El documento acordado hace especial referencia a las consecuencias en abastecimiento de energía o carburante, pero también plantea ayudas y líneas específicas para los sectores más afectados por esta nueva crisis mundial causada por el conflicto bélico en Ucrania.



De este modo, por un lado, se atenderán las necesidades más urgentes que sufren las personas refugiadas desplazadas en las Illes y, de la otra, se proponen un conjunto de políticas de protección para la sociedad y el ámbito económico y laboral, con actuaciones dirigidas a paliar los efectos de la guerra, tanto para las empresas como para las personas trabajadoras de las Illes Balears.



Después de la reunión del Pacto para la Reactivación, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha agradecido que todos los participantes «condenen absolutamente» la invasión a Ucrania y trabajen conjuntamente para encontrar «las mejores propuestas en los momentos tan difíciles que nos ha tocado vivir».

 

La presidenta ha asegurado que, durante el plan presentado hoy, «se ha enfocado el problema diciendo: la solución es europea porque el problema es europeo» y, por lo tanto, solicitando a Europa y en el Estado «un cambio regulatorio» que implique la bajada del precio de la energía.

 

Armengol también ha explicado que desde el Govern se está trabajando con las Islas Canarias, Ceuta y Melilla para reclamar conjuntamente ante el Gobierno de España «medidas específicas en temas de transporte y de hidrocarburos por lo que significa el sobrecoste para los territorios extrapeninsulares».


El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha defendido, por su parte, que «la transición energética es una de las vías para poder estabilizar los precios de un bien de primera necesidad como es la electricidad y dejar de depender del exterior en materia energética». Es por eso que el plan presentado hoy incorpora medidas como la agilización de todos los proyectos de autoconsumo que hay en marcha y peticiones al Gobierno de España relacionados no solo con el establecimiento de un precio máximo a la electricidad, sino también con la agilización de la transición ecológica «para configurar el autoconsumo como un derecho de los ciudadanos de las Illes Balears».


El conjunto de medidas planteadas hoy en el marco del Pacto para la Reactivación y la Diversificación Económica y Social de las Illes Balears asciende a 70 en total, que se dividen en tres grandes ejes, tanto autonómicos como estatales: medidas humanitarias, medidas sociales y medidas económicas.


Entre las medidas propuestas destacan actuaciones de cariz humanitario, de ámbito autonómico, en varios ámbitos, como por ejemplo los servicios sociales, el sanitario, el educativo o el laboral.

 

Además, y con el objetivo de complementar las medidas que el Estado pueda arbitrar en el ámbito nacional, el Govern de las Illes Balears impulsará otro grupo de medidas para ampliar este escudo social y económico. En este sentido, se han planteado medidas para agilizar la gestión de ayudas europeas, mecanismos para poder revisar y ajustar los contratos públicos, o medidas para acelerar la transición energética y favorecer la reducción del coste de la electricidad.

 

Igualmente, también se plantean actuaciones para actividades concretas, como los sectores del transporte, el agrario y el pesquero, así como medidas para defender el mantenimiento del tejido productivo de las Illes Balears.

 

Además, se plantean peticiones al Gobierno de España, tanto en el ámbito social como en el económico, para paliar los posibles efectos negativos del conflicto bélico.

 

En este sentido, se han planteado medidas presupuestarias, de estabilización de precios de electricidad y carburantes, para facilitar las ayudas públicas a través de un cambio del marco regulador que agilice estas tramitaciones y facilite la agilización de la gestión de fondos europeos, medidas de impulso de la transición energética, entre otros.



En el ámbito estatal, también se plantean medidas de protección para los sectores que se han visto más afectados por las consecuencias del conflicto en las Illes Balears, como por ejemplo ayudas directas al sector del transporte y a los sectores agrario y pesquero.

Armengol presenta su plan para hacer frente a los efectos de la Guerra de Ucrania
Comentarios