lunes. 22.07.2024

La presidenta del Govern, Francina Armengol y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, han presentado ante la Mesa de Diálogo Social de les Illes Balears las principales medidas de reactivación que contiene el Real Decreto Ley de ayudas al Comercio, la Restauración y el Sector Turístico aprobado esta mañana por el Consejo de Ministros y que se suman a las ya existentes para reactivar la economía de las Illes Balears.

 

Mediante este Decreto, el Gobierno de España rebaja las cotizaciones sociales en un 50% a los trabajadores fijos discontinuos de abril a octubre con el objetivo de reactivar la economía e incentivar la contratación de los trabajadores fijos discontinuos. Hasta ahora, el Estado rebajaba estas cotizaciones en los meses de febrero, marzo y noviembre y ahora la medida se amplía a toda la temporada alta, siete meses más.

 

Las nuevas medidas facilitarán la incorporación a sus puestos de trabajo de más de 83.000 trabajadores fijos discontinuos en Balears de cara al inicio de la próxima temporada. Además, la rebaja de las cotizaciones sociales para los fijos discontinuos a lo largo del próximo año permitirá a las empresas de las Illes Balears ahorrar más de 145 millones de euros en pagos a la Seguridad Social.

 

Además de las rebajas en las cotizaciones sociales, el decreto aprobado recoge medidas para todo el Estado en las que se refuerza la figura de los ERTE con el objetivo de proteger especialmente a las empresas del sector turístico.

 

Así, el decreto recoge exoneraciones en el pago de cuotas a la Seguridad Social para aquellas empresas con ERTE de fuerza mayor en vigor.

 

Paralelamente, el decreto recoge otras medidas dirigidas a beneficiar a todos aquellos negocios, tanto comerciales como de restauración, con arrendamientos en vigor, así como otras en materia tributaria, que beneficiarán al tejido productivo de las Illes Balears.

 

En concreto, el texto normativo recoge una reducción del 50% del alquiler mientras dure el estado de alarma, una moratoria en el pago de alquileres (que podrá extenderse a un máximo de 4 meses) así como incentivos fiscales para los arrendadores que rebajen los precios de los alquileres, entre otros aspectos.

 

Un tercer bloque contempla medidas fiscales, como aplazamientos en deudas tributarias y reducciones fiscales para aquellas actividades económicas (comercio y restauración entre otras) que tributen por módulos.

 

Tras la Mesa de Diálogo Social, tanto Armengol como Díaz han mantenido una segunda reunión en la capilla del Consolat con representantes del sector turístico y de la restauración de las Illes Balears.

 

Armengol ha asegurado tras la reunión que las ayudas son “de reactivación y confianza a esta comunidad autónoma”. Así, ha agradecido la “implicación” del Gobierno central con nuestra comunidad autónoma, ya que se trata de medidas trabajadas directamente entre el ejecutivo central y el Govern.

 

“Se da la confianza a las empresas para que puedan abrir y tener contrataciones y la confianza y garantía a los trabajadores y trabajadoras de esta comunidad autónoma que serán llamados a trabajar”, ha explicado Armengol. “Es una apuesta fuerte y fundamental del Gobierno español con el sistema productivo de esta comunidad autónoma”, ya que “da garantías para consolidar la reactivación económica”.

 

La ministra Díaz por su parte, ha defendido que “Balears necesita medidas propias” delante de estas “circunstancias excepcionales”. “Conocemos muy bien el tejido productivo de esta comunidad y conocemos muy bien cuáles deben ser las respuestas”, ha apuntado, y ha recalcado que “las medidas que se han aprobado son muy positivas para nuestro país, pero singularmente para las Illes Balears”. Además, Díaz ha adelantado que se convocará la Mesa tripartita para después de la semana de Reyes para empezar una nueva negociación para desplegar los ERTE mientras sea necesario.

15.000 empresas baleares pagarán solo el 50% de las cotizaciones sociales de los fijos...