viernes. 27.01.2023

Probablemente, 2020 haya sido uno de esos años que muchos quieran dejar en el olvido. Sin embargo, también ha sido un año que ha ayudado a las empresas a darse cuenta de que era la hora de cambiar. En unos meses en los que la mayoría de negocios han descendido considerablemente su facturación, el sector del marketing digital ha crecido con más fuerza que nunca.

 

¿Algo sorprendente? En absoluto. Las empresas que han seguido adelante se han dado cuenta de que ahora, más que nunca, internet es la clave para alcanzar el éxito, o incluso para subsistir. En la red de redes las opciones de negocio se disparan, al igual que la visibilidad, los posibles clientes y las soluciones. Aunque no todo vale. Se debe hacer buen marketing online, sobre todo de cara a los buscadores.

 

¿Qué tiene que ver el buen marketing con los buscadores?

Es sencillo. Cualquier información que se vaya a consultar en internet se hace, o bien a través de una aplicación móvil, o bien a través de un buscador web como Google. Así, una vez se introducen los términos relacionados con la consulta que se quiere hacer, aparecen cientos de resultados diferentes. ¿Vas a la tercera página de resultados a buscar la información que necesitas? Obviamente, no.

 

Los usuarios siempre acuden a las primeras posiciones, y ahí es donde entra en juego el buen posicionamiento en buscadores. Si no se trabaja, la visibilidad se reduce considerablemente, porque es lo que ayuda a estar más arriba en los resultados de búsqueda. Por eso mismo el sector ha crecido tanto y, por eso, el posicionamiento web SEO en mallorca se ha vuelto una prioridad absoluta para los negocios de la zona.

 

Está sucediendo con las empresas mallorquinas que quieren mejorar su visibilidad, como también con las de todo el mundo. El SEO manda, y eso es algo que cualquier profesional del marketing online puede explicar con facilidad. El tráfico de usuarios que mueve Google a diario se cifra en miles de millones, números mareantes en un pastel del que los negocios quieren sacar tajada, y más dadas las circunstancias. Pero, ¿por qué lo hacen ahora y no antes?

 

Como bien explica el consultor SEO Borja Aranda Vaquero: "Tras la crisis del COVID muchas empresas se han dado cuenta de que dependían de un único canal de venta como es la venta física y que cuando esta desaparece por circunstancias extraordinarias como la pandemia no tienen otra fuente de ingresos. Por este motivo muchas empresas con el fin de diversificar riesgos y entradas de dinero han empezado a apostar por mejorar su posicionamiento web en internet con el fin de vender a través de internet y generar otra nueva fuente de ingresos para su negocio tradicional".

 

La guerra del posicionamiento, clave para el futuro de los negocios en tiempos de COVID

Las búsquedas se han disparado en Google y similares, del mismo modo que lo han hecho las ventas de los e-commerce. Tenemos el caso más representativo con Amazon. La plataforma de Jeff Bezos ha disparado su facturación en el último 2020, dejando claro que su sector es el que más se ha beneficiado de la crisis pandémica, sea por los confinamientos domiciliarios, o por las medidas de seguridad e higiene establecidas.

 

Muchos negocios no habían dado todavía el salto de la digitalización, y se han tomado el último año como una carrera contrarreloj para crear sus portales web, definir sus perfiles en redes sociales y toparse de bruces con el muro de las posiciones en las páginas de resultados (SERPs). Porque la competencia ya estaba, y está, ahí. Y superar a los demás a la hora de ganar posiciones en los buscadores no es una tarea fácil, sobre todo para una empresa que acaba de lanzarse al ruedo.

 

Aranda Vaquero subraya que "no es bueno dependeder de una única fuente de ingresos y siempre es mejor diversificar riesgos tanto en el mercado físico como en internet". Por eso, estos negocios han seguido manteniendo su actividad principal, a la vez que iban potenciando su faceta digital. Invirtiendo en equipos profesionales de posicionamiento y marketing, han conseguido generar esa visibilidad que deseaban. Y es que, figurar entre los primeros resultados en Google, sin ir más lejos, supone un incremento de visitas que puede alcanzar incluso el 200%.

 

Un incremento que, a su vez, se traslada a un alto porcentaje de clientes que, o bien compran o bien contratan los productos o servicios de la empresa. Se gana en presencia, pero a la vez se gana en rentabilidad, porque todo ese tráfico de usuarios que se traslada al portal web son potenciales clientes que se traduzcan en un mayor volumen de negocio. Todo va de la mano en el ámbito digital.

 

El nuevo estándar para las empresas

Lejos de ser un fenómeno puntual, el marketing digital ya es un pilar fundamental para los negocios modernos. Todos los que han dado el salto, sea para trasladar toda su actividad a este terreno, o para diversificar como hemos explicado antes, han descubierto que estas agencias son clave para seguir manteniendo su actividad en el terreno de las tres uves dobles.

 

Principalmente, porque son equipos especializados en la materia. No solo saben cómo acercarse al público, sino que también saben cómo hacerlo perfectamente en el terreno digital. Eso provoca que el adentramiento de las empresas en internet sea mucho más rentable y, por lo tanto, en lugar de suponer un coste con recuperación a largo plazo, algo impensable dadas las complicaciones actuales, suponga rentabilidad desde el primer momento.

 

Los negocios ya no pueden vivir sin adentrarse en este ámbito. Hay millones de personas conectadas, de hecho en España el porcentaje de hogares con conexión a internet supera el 90% holgadamente. Millones de posibles clientes a los que se puede llegar de inmediato a través de sus ordenadores o sus teléfonos móviles. Millones de usuarios a los que atraer a tu web para que compren o contraten, para que sean fieles a lo que ofreces. No se puede pasar por alto.

El auge del marketing online durante la pandemia
Comentarios