martes. 23.07.2024

Conciliar vida laboral y familiar no és fácil y más aún cuando se habla de bebés. Por este motivo, cada vez más, las empresas en general pero también las grandes superficies comerciales empiezan a tener sensibilidad habilitando espacios como salas de lactancia.


Y si en grandes empresas no es aún habitual ni mucho menos, el hecho lo es menos en un pequeño comercio. En Inca, una nueva tienda de ropa de bebé, ha apostado por ello como un servicio más de cercanía hacia sus clientes, tanto hombres como mujeres, creando una sala de lactancia.


El establecimiento, abierto hace pocas semanas en el centro de la ciudad, se llama Baby Closet y al frente se encuentra Neus Nicolau, madre de tres hijos que se inicia en la aventura del empresariado con este establecimiento.


Nicolau comenta que en el poco tiempo que llevamos abierto hemos tenido una gran aceptación tanto por el formato de tienda como por el producto que se puede encontrar en ella. Nuestra idea era crear un espacio agradable y diferente con gran variedad de producto y sobre todo basado en la calidad.”

 

En Baby Closet se puede encontrar todo tipo de prendas para bebés hasta los 48 meses en marcas especializadas de calidad como Paz Rodriguez, Pasito a Pasito, Lorena Canals, Kids Concept, Laranjinha o Leon Shoes. La mayor parte de su apuesta es además producto nacional. Con todo, el abanico de posibilidades también llega a los juguetes, mobiliario, alfombras.

Sala de lactancia en el pequeño comercio, la última tendencia