sábado. 03.12.2022
BANCA

La banca prevé más demanda crediticia pero no mejorará las condiciones

Las entidades del conjunto de la Unión Monetaria Europea (UEM) sí prevén una cierta relajación de los criterios de aprobación de nuevos créditos.
/img/periodico/img_11973.jpg

 

Las entidades financieras que operan en España recibirán más peticiones de créditos durante la segunda mitad de este año tanto por parte de familias como de empresas, aunque no relajarán de momento las condiciones para su concesión.

 

Así se desprende de la última encuesta sobre préstamos bancarios, que se incluye en el Boletín de julio y agosto publicado hoy por el Banco de España y que añade que las entidades del conjunto de la Unión Monetaria Europea (UEM) sí prevén una cierta relajación de los criterios de aprobación de nuevos créditos.

 

En cuanto a los mercados de financiación mayoristas, las entidades españolas no anticipan cambios en las condiciones de acceso, salvo en el de renta fija a medio y largo plazo, en el mercado interbancario a corto plazo y en la capacidad de transferir riesgo fuera del balance, en los que preveían cierta mejora.

 

En la UEM, sin embargo, las entidades preveían un ligero empeoramiento en las condiciones de acceso en la mayoría de mercados, y únicamente anticipaban una pequeña mejora en el mercado minorista a corto plazo.

 

Por otra parte, como consecuencia de las medidas regulatorias y supervisoras, la banca española prevé, para la segunda mitad de 2016, una bajada de sus activos ponderados por riesgo, que no se notaría en el tamaño de su balance, que se mantendría igual.

 

En el conjunto de la UEM la banca no espera cambios en sus activos ponderados por riesgo (APR) derivados de estas medidas y anticipa un efecto expansivo sobre el tamaño de su balance.

 

Asimismo, conllevarían un aumento del nivel de capital en ambas áreas y una ligera relajación de sus condiciones de financiación.

 

En cuanto a sus efectos sobre la oferta crediticia, las entidades españolas anticipaban que estas actuaciones no tendrían ninguna repercusión en los criterios de concesión de préstamos, salvo en los destinados a las pymes, que se relajarían ligeramente, mientras que las de la zona del euro esperaban un pequeño endurecimiento en todas las modalidades, excepto en el caso de las pymes, en las que no preveían cambios.

 

El impacto sobre los márgenes sería nulo en todos los segmentos en España y muy pequeño en la zona del euro, donde contribuirían a un aumento mínimo de los aplicados a créditos para adquisición de vivienda, añade el informe.

La banca prevé más demanda crediticia pero no mejorará las condiciones
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad