domingo. 21.07.2024

Todos tenemos en la mente que cuando necesitamos dinero debemos recurrir a los préstamos bancarios y con la coyuntura actual no es siempre facil acceder a estos créditos. Pocas veces pensamos en otro producto denominado como linea de crédito que suele resultar bastante desconocido a la mayoría de los ciudadanos de a pie.

Una línea de crédito es algo tan sencillo como el hecho de que una entidad financiera ponga a nuestro alcance una cantidad de dinero durante un periodo de tiempo determinado y que suele ser relativamente corto. No solo ofrecen este producto los tradicionales bancos sino diferentes entidades financieras incluso on line como Plazo créditos online.

La linea de crédito permite que en función de nuestras necesidades, podamos acceder a tan solo una parte o a la totalidad de ese dinero que tenemos consignado. Se trata de una especie de cuenta con una cantidad de dinero limitada a la que podemos acceder en cualquier momento dentro del plazo estipulado. Además, otro hecho significativo es que esta linea puede estar vinculada a una tarjeta de crédito.

Cuando contratamos una línea de crédito, el banco deposita la cantidad solicitada en una cuenta bancaria a la que podremos acceder en cualquier momento. El banco nos cobrará un interés por la parte de dinero que utilicemos que pagaremos durante el número de días que tengamos esa cantidad. 

Por otra parte, también tendremos que pagar un interés, más pequeño, por tener abierta esa cuenta con la línea de crédito en sí. Sin embargo, el interés más elevado se corresponde con la parte del dinero que utilicemos. 

Las líneas de crédito suelen ser utilizadas sobre todo por autónomos y empresas pero también pueden acceder a ellas particulares en casos concretos. Su uso viene a ser un buen recurso para disponer de líquido en caja cuando los cobros se retrasan, hecho bastante probale y se tiene que hacer frente a diferentes gastos. Esto otorga un margen de maniobra y de tranquilidad más que notable a estos negocios

Ojo, las lineas de crédito no estan pensadas para usarse como una especie de préstamos a largo plazo. En caso de necesitar esta cantidad de dinero durante un año o más, una línea de crédito no sería el producto financiero más adecuado, De hecho lo más frecuente es que estas lineas de crédito no vayan más allá de un año y deban renovarse anualmente.

Para resumir vamos a prestar atención a las principales características de este producto financiero que lo hacen diferente al resto. Para empezar dispondremos de la cantidad total de dinero solicitada pero solo accederemos a la parte que necesitemos en cada momento y pagaremos intereses solo por este dinero usado.

Hay que tener en cuenta que esta pensada para un plazo de devolución breve. Los intereses suelen ser bastante atractivos teniendo en cuenta que estan pensados para plazos cortos y en muchas ocasiones se pueden vincular a una tarjeta de crédito.

¿Cómo puede una línea de crédito ayudarte a manejar tus finanzas?