miércoles. 17.08.2022
ENCUESTA

Un retrato a la mala situación de los autónomos

La desprotección social que sienten los trabajadores por cuenta propia es su principal preocupación

Tres de cada cinco españoles consideran que la situación de los autónomos en España es mala o muy mala. Este es el preocupante dato que revela el informe realizado con motivo del Día del Trabajador por el comparador de seguros Acierto.com.

El estudio analiza algunas de las cuestiones que más preocupan a los trabajadores por cuenta propia de nuestro país, y sus conclusiones no son nada halagüeñas.

 

El 35,2% de los encuestados define su situación como “regular”; y solo para el 8% restante es buena. Y es que las cuotas, la posibilidad de quedarse parado por una enfermedad, sin vehículo, las dudas sobre su jubilación, etcétera, son algunas de las cuestiones que no acaban de convencer a los españoles. Algo que podría explicar el estancamiento que está sufriendo el sector.

 

De esta manera y aunque el año pasado el número de trabajadores por cuenta propia creció notablemente, los datos más recientes revelan una deceleración de este crecimiento: en concreto, los autónomos han aumentado cinco veces menos que en 2018. En números, fueron 6.000 los que se registraron en el primer trimestre de 2018. Este 2019 apenas hemos llegado a los 1.600 trabajadores en el mismo periodo.

 

Así, gran parte de su desazón tiene que ver con la desprotección social que sienten durante periodos complicados, o sea, en caso de paro, baja laboral, jubilación o similares (casi en el 60% de los casos). Las dificultades financieras suponen el 30% de los quebraderos de cabeza.

 

Su inquietud no sorprende, porque la mayoría opta por la base mínima de cotización -consecuentemente sus bajas y jubilaciones son inferiores- y porque los riesgos son reales. De hecho tienen un riesgo muy importante sobre su patrimonio personal. Por no hablar del estrés, la incertidumbre, etcétera, a las que se enfrentan.

 

Las cargas fiscales y administrativas, la escasez de clientes, la economía sumergida y la morosidad son otras de las preocupaciones concretas que se cuelan en la lista de estos trabajadores, en especial de la de aquellos que acaban de estrenarse como trabajadores por cuenta propia. Es decir, que estamos hablando de preocupaciones de tipo fiscal, gestión empresarial y social.

 

A pesar del descontento, no pierden de vista las ventajas. La principal, para casi 6 de cada 10 es ser su propio jefe. Carecer de horarios y tener mayor libertad son más beneficios de los que consideran importantes. Tanto, que más del 60% dicen ser más felices desde que trabajan por cuenta propia. Y no es de extrañar si tenemos en cuenta que 8 de cada 10 españoles son infelices en el trabajo.

 

Un retrato a la mala situación de los autónomos
Comentarios