jueves. 06.10.2022
ESTUDIO

El retrato del autónomo en España

Tres de cada cuatro autónomos cotizan por la base mínima y más de la mitad trabaja diez horas al día

Son en su mayoría hombres de mediana edad que cotizan por la cuota mínima, invierten muchas más horas al día en el trabajo que cualquier asalariado y se sienten perjudicados por el sistema de pagos al estado pero a la vez valoran su independencia. Este sería de forma muy escueta el perfil del autónomo en España que se desprende del último estudio elaborado por infoautónomos en colaboración con la Universidad de Granada.

A falta de que se vayan publicando los resultados por comunidades autónomas, los datos que ofrece el estudio son reveladores en algunos casos y obvios o sabidos en otros.

 

Para empezar el 60% de los trabajadores autónomos participantes son hombres, mientras que casi el 40% son mujeres. Prácticamente la mitad de los trabajadores autónomos en España tiene entre 40 y 54 años de edad, mientras que menos del 1% es menor de 25 años.

 

Los motivos económicos, como no llegar al Salario Mínimo, la carga fiscal, las facturas impagadas o la dificultad para encontrar clientes, son los culpables del 72,6% de las bajas de trabajadores autónomos. Casi 1 de cada 5 autónomos encuentra trabajo como asalariado en mejores condiciones.

 

Más de la mitad de los autónomos en España lleva ejerciendo su actividad desde hace más de 5 años, siendo casi un tercio del total (32%) los que llevan más de 10 años dados de alta

 

Más del 75% de los trabajadores autónomos en España cotiza por la base mínima, mientras que solamente hay un 3,4% que lo hace por la máxima. Además, 4 de cada 5 autónomos no tienen ningún asalariado a su cargo. En cuanto a los que sí tienen trabajadores contratados, la mayoría tiene entre 1 y 4.

 

En materia financiera más de la mitad de los trabajadores autónomos afirma no haber requerido nunca financiación para su negocio. El 58,9% de los trabajadores autónomos que ha solicitado alguna subvención lo ha hecho a nivel autonómico.

 

La falta de información y los trámites administrativos  necesarios son las principales barreras para los autónomos a la hora de solicitar ayudas o subvenciones. En muchos casos, ni siquiera saben a qué ayudas pueden acceder.

 

Los pagos mensuales a la Seguridad Social (la cuota de autónomos) y el sistema de tributación son las principales barreras de entrada al trabajo por cuenta propia, dificultando el emprendimiento

 

El principal factor que dificulta la actividad diaria del autónomo se deriva de los problemas que que afectan a su vida personal (desprotección social en situaciones de paro, jubilación y enfermedad, estrés, soledad o desprotección del patrimonio privado). Además de éste, los problemas financieros derivados de problemas de acceso a financiación, liquidez y demás dificultan la actividad del autónomo.

 

En este sentido más del 72% de los autónomos tiene miedo de pedirse una baja laboral. El 71,3% nunca se ha dado de baja, pero de quienes sí lo han hecho, 3 de cada 5 se han visto obligados a trabajar aún estando de baja.

 

Y es que casi la mitad de los trabajadores autónomos trabaja, de media, 10 o más horas diarias para sacar adelante su negocio. A pesar de ello, la mayoría no puede tomarse más de 20 días de vacaciones al año. Para la mayoría de los autónomos (más de un 62%), conciliar vida familiar y laboral es bastante complicado.

 

En contra de todos los mitos, el autónomo mantiene unos niveles de satisfacción muy elevados. Casi un 70% del colectivo cuenta con un nivel de satisfacción medio-alto o alto.

 

Solamente un 19% de los trabajadores autónomos se considera satisfecho con el cumplimiento de las expectativas que tenían al darse de alta como autónomos.

 

Más de la mitad de los autónomos considera la “autonomía” como la mayor ventaja al trabajar por cuenta propia. Llama la atención que más de un cuarto afirme que no existe ninguna ventaja siendo autónomo.

 

A la hora de realizar reclamaciones más de un 30% de los trabajadores por cuenta propia mejoraría el pago de cuotas a la Seguridad Social, mientras que uno de cada cuatro mejoraría el sistema fiscal. La conciliación, aunque es complicada, no está dentro de las mejoras más demandadas.

 

Un 60% de los trabajadores autónomos pediría al Gobierno un cambio en el sistema de cotización, mientras que un 17% mejoraría las coberturas por baja laboral.

 

Y es que la mayoría, en este caso 9 de cada 10 cierran la encuesta afirmando que el emprendimiento en España no resulta para nada sencillo.

El retrato del autónomo en España
Comentarios