domingo. 05.02.2023

Debido a la notable disminución del turismo, uno de los pilares económicos de múltiples ciudades, la economía de decenas de territorios ha sufrido consecuencias negativas, por lo que resulta necesario replantearse los métodos existentes para crecer económicamente. Si bien dicho sector es uno de los más potentes en Mallorca, pues se registraron más de tres millones de visitantes en 2018 de acuerdo con el INE, la isla cuenta con otros tipos de industrias que podrían tener un papel imprescindible durante los próximos años. Seguidamente, veremos algunos de las que tienen más potencial debido a su éxito actual.

 

El sector gastronómico

Una de las opciones que tiene Mallorca para transformar su modelo económico es poner más énfasis en el comercio de sus alimentos y de sus elaboraciones gastronómicas, dado que dispone de un amplio surtido cuya calidad ha sido reconocida de forma mundial. Un ejemplo de ello es la ensaimada, su postre por excelencia que fue nombrado Indicación Geográfica Protegida (IGP) por un Reglamento de las Islas Baleares en 2003. Este sello, que tiene validez a nivel europeo, determina que una elaboración de prestigio es originaria de una determinada zona. Lo mismo sucede con la sobrasada mallorquina, que dispone del mismo reconocimiento gubernamental y también agrada en numerosos países.

 

Entre los ingredientes más sobresalientes de la isla, se pueden destacar algunos como el aceite de oliva, en especial el Solivellas Virgen Extra, o su almendra, con la que se preparan postres como el gató mallorquín. En consecuencia, la isla podría potenciar el mercado de dichos productos con el objetivo de incrementar sus beneficios. Una forma de hacerlo es promocionarlos a través de las elaboraciones de prestigiosos locales de la zona, algo que ya sucede en restaurantes como DINS Santi Taura. También pueden ayudar proyectos basados en el concepto Food Design, que según la experta Ana de las Heras, es capaz de repercutir positivamente en la economía gracias a sus características creativas.

 

El comercio mallorquín y la revolución tecnológica

Por otro lado, no se debe olvidar la importancia del pequeño y del mediano comercio de otros productos en Mallorca, ya que como afirmó el ex alcalde de Palma Antoni Noguera, son el núcleo de los pueblos y pueden ser impulsados con ayudas para que el territorio se convierta en un reconocido mercado. En esta línea, el ayuntamiento del municipio de Calvià anunció a finales del año pasado que brindará un total de 94.344 euros de ayudas para el sector comercial, las cuales estarán destinadas a la reactivación de los negocios después de la reciente crisis económica.

 

Sin embargo, para que el comercio mallorquín se expanda, será preciso adaptarse a las preferencias del cliente actual, y por ende aprovechar los recursos tecnológicos disponibles para llegar a más clientes. Por ello, algunos de los pequeños y medianos empresarios se han planteado vender sus productos en línea e incluso han puesto sobre la mesa iniciativas como el “Amazon a la mallorquina”, que consiste en una plataforma exclusiva para comerciantes de Mallorca que quieran vender sus productos al público global.

 

 

Si bien la última idea aún no se ha llevado a cabo, puede ser clave para potenciar el comercio en Mallorca. Prueba de ello son los numerosos mercados que han triunfado con su versión en línea, lo cual se puede entender fácilmente con series nacionales como La Casa de Papel de Netflix, que ha logrado traspasar fronteras al estar disponible en el catálogo de la plataforma de streaming. Asimismo, los juegos de azar como la ruleta han vuelto a estar a la orden del día debido a casinos online como Betway, donde se puede encontrar la versión digital del título y sus diferentes variantes, otros como el blackjack y más de cien tragaperras temáticas y clásicas. De igual forma, incluso entidades bancarias como BBVA o CaixaBank han creado su versión online.

 

En definitiva, Mallorca podría encontrar una excelente vía para cambiar su modelo económico si aprovecha las oportunidades que la tecnología ofrece, e incluso podría crear un nuevo movimiento e impulsar proyectos como los que se idean en el Parque Balear de Innovación Tecnológica (ParcBit). También podría beneficiarle una mayor apuesta en su gastronomía, la cual ya ha sido reconocida en todo el mundo gracias a sus elaboraciones e ingredientes de primera calidad.

¿Cómo puede crecer Mallorca económicamente sin depender del turismo?
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad